Diamante permite descubrir que el interior de la Tierra alberga seis veces más agua que todos los océanos

Diamante permite descubrir que el interior de la Tierra alberga abundante cantidad de agua

Luego de un análisis científico realizado a un raro diamante extraído de las profundidades de la Tierra, se reveló que contiene numerosas inclusiones de un mineral que presenta un alto contenido de agua.

El 80% de nuestro planeta está repleto de agua, se compone por 5 grandes océanos que conocemos. Los más pequeños son el Índico, Ártico, Antártico, los más grandes y con mayor profundidad son el Atlántico y el Océano Pacífico con casi 11 mil metros.

El gran misterio de los océanos

Hasta ahora, la vida debajo del agua es un completo enigma, muchos estudiosos han fabricado aparatos que les permite ver lo que hay en las profundidades acuosas. Y lo que han descubierto es fascinante, se han encontrado una cantidad de especies nuevas que no teníamos ni idea de que existían.

Sin embargo, durante años, algunos científicos han tenido la curiosidad de saber cómo fueron formados los océanos. El origen de estas gigantescas masas de agua salada sigue siendo un misterio, pero un científico cree haber encontrado la respuesta.

Teorías sobre el origen del agua en la Tierra

Obviamente, todos manejamos la idea de que, en el inicio de la historia del planeta, el agua ya estaba presente. Durante años, se pensó que hubo una mayor producción de agua gracias a la nube de Oort, pero esta hipótesis fue descartada después de muchos estudios. Pues en esta zona hay grandes concentraciones de Deuterio.

Este pequeño factor generaría agua muy pesada, así que compararon el agua que existe en nuestro planeta y el líquido no coincide. Desde ese momento se llegó a la conclusión de que los vastos océanos se formaron por el choque de grandes asteroides cubiertos de hielo en la Tierra. 

Un nuevo descubrimiento ¿es posible que exista un sexto océano?

Ahora los científicos han enfocado sus estudios en un nuevo descubrimiento, un informe revela que en el centro de la Tierra hay una gran cantidad de agua. Anteriormente se pensaba que en la estructura interna no había otra cosa que no fuera lava y rocas, pero al parecer, estábamos equivocados.

Un grupo de investigadores procedentes de Italia, Estados Unidos y Alemania, han revelado que el centro de la Tierra puede tener un sexto océano. Los científicos consideran que existen grandes cantidades de agua justo en la interfaz entre la zona de transición entre el manto superior y el manto inferior que componen la estructura terrestre.

¿Dónde se encuentra almacenada el agua específicamente?

Según los informes, el agua está almacenada a 660 kilómetros de profundidad. En este lugar es donde está ubicado exactamente el manto inferior y el superior.

Imagen ilustrativa.

¿Cómo ha sido posible la transformación de los minerales?

Desde hace muchos años, se maneja la teoría de que las grandes presiones que hay en las profundidades de la Tierra pueden tener muchos efectos. Como, por ejemplo, convertir el mineral «OlivinoK en wadseleyita, que es un material mucho más denso cuando sucede la transformación.

Posteriormente, la alta presión también puede hacer que la wadseleyita sea más densa, convirtiéndola en ringwoodita. Todos estos minerales hacen sus transformaciones en el centro de la Tierra.

La investigación

El equipo de investigadores analizó un diamante tipo gema procedente de la mina Karowe de Botsuana, que había sido atrapado y protegido por una muestra del manto inferior de la Tierra, a cientos de kilómetros de profundidad.

Posteriormente, utilizando espectroscopia micro-Raman y difracción de rayos X, los científicos sondearon las 12 inclusiones minerales y un grupo de inclusiones lechosas que se encuentran en el diamante.

El resultado fue una mezcla de minerales en estas inclusiones que van desde ringwoodita (silicato de magnesio) hasta ferropericlasa (magnesio/óxido de hierro), así como enstatita (una forma de silicato de magnesio).

Inclusión mineral en un diamante que contiene ringwoodita, ferropericlasa y enstatita. Crédito: Nathan D. Renfro, Tingting Gu

Asimismo, los investigadores lograron determinar la composición química de la ringwoodita, resultando ser la de prácticamente todos los fragmentos de roca del manto, encontrados en basaltos en cualquier parte del mundo, lo cual demuestra que esta proviene de esa capa de nuestro planeta.

Diamante con incrustaciones de ringwoodita. Crédito: Graham Pearson / Wikimedia Commons.

Frank Brenker, profesor del Instituto de Geociencias de la Universidad Goethe de Frankfurt y coautor del estudio, indicó: «Hemos demostrado que la zona de transición no es una esponja seca, sino que contiene cantidades considerables de agua».

Los informes de investigaciones más recientes

Desde que la perspectiva de los científicos cambió, con respecto a lo que se puede encontrar en las profundidades del planeta, no han dejado de indagar. Algunas investigaciones recientes han esclarecido ciertos asuntos sobre los que había muchísimas conjeturas.

También puede interesarte: Un nuevo mineral ha sido descubierto en la Luna.

Los expertos han mencionado que esperan poder determinar si los sedimentos que se encuentran distribuidos por todo el manto terrestre podrían transportar CO2 y agua. Pero no saben con exactitud si realmente se trata de grandes océanos o simplemente de rocas hidratadas, que hasta ahora no muestran que existen líquidos en el área.

Brenker explicó que este descubrimiento nos acerca un paso más a la idea del escritor francés Julio Verne de que existe un océano dentro de la Tierra. En este sentido, el científico aclara que lo que hay allí abajo es una roca hidratada que no se sentiría mojada ni gotearía.

Estudios que serán realizados en un futuro cercano

Por otro lado, una gran parte de los científicos creen que sí es posible encontrar el océano más grande que ha existido en esta parte del planeta. Pues los estudios no han finalizado, así que se encuentran muy esperanzados.

Uno de los factores que ha contribuido en esta teoría es que la ringwoodita hidratada que encontraron en el año 2014 era muy pequeña. Por esta razón, los estudios no fueron concluyentes, ya que no pudieron determinar con certeza su composición.

Se espera que, dentro de unos meses, los científicos estudien otro fragmento que mide 1.5 centímetros. Con esta muestra de ringwoodita se sabrá con exactitud si estos particulares cristales provienen de un océano que no conocemos.

La investigación ha sido publicada en la revista científica Nature Geoscience.

Referencias: History / ABC.es / Europa Press.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Te recomendamos leer:

Total
186
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados