Deshielo en la Antártida revela restos de pingüinos de más de 800 años


Deshielo en la Antártida revela restos de pingüinos preservados durante de 800 años

Un inusual hallazgo en la Antártida ha dejado al descubierto un ‘cementerio pingüinos’ de más de 800 años.

Últimamente, el calentamiento global está exponiendo diversos elementos que habían estado ocultos durante siglos, desde islas, gas metano atrapado, hasta restos vikingos.

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.) hallaron en la Antártida una gran cantidad de restos de pingüinos de Adelia en varios estados de descomposición, que han ido apareciendo conforme la nieve y el hielo se derriten.

El zoólogo Steven Emslie descubrió un lugar donde no se tenía registro de que existiera ninguna colonia de pingüinos durante al menos un siglo, una zona del cabo Irizar en el mar de Ross.

Inicialmente pensaron que se trataba de restos frescos de pingüinos Adelia, pero los investigadores se sorprendieron al descubrir que la datación por carbono ponía los cadáveres en un mínimo de 800 años.

Algunos de los restos menos conservados datan incluso de hace unos 5.000 años, dijeron los investigadores.

Cómo descubrieron este ‘cementerio de pinguinos’

El sitio fue identificado originalmente por los montículos de guijarros utilizados para construir nidos de pingüinos, con huesos de polluelo de pingüino esparcidos en la superficie. Eso no tenía sentido: no hay registro de una colonia de pingüinos en este lugar desde que comenzaron los registros a principios del siglo XX.

Después de una mayor excavación y la recuperación de huesos, plumas y cáscaras de huevo de pingüino, el análisis posterior reveló que, de hecho, se trataba de un hábitat de pingüinos abandonado hace mucho tiempo.

«En todos los años que he estado haciendo esta investigación en la Antártida, nunca había visto un sitio como este» dijo Emslie.

Es posible que los pingüinos se hayan movido del lugar debido al aumento de la capa de nieve u otros cambios climáticos, pero a medida que cayó más nieve, los restos se conservaron y congelaron, se mantuvieron en un estado casi fresco hasta que Emslie y sus colegas los encontraron.

También puede interesarte: Deshielo revela una isla en la Antártida que no estaba en los mapas.

El calentamiento global ha aumentado la temperatura anual en el mar de Ross de 1,5 a 2,0 °C desde la década de 1980, y las imágenes satelitales de la última década muestran que la capa emerge gradualmente de debajo de la nieve, lo que haría evidentes otros sitios cubiertos de nieve y hielo que se sumen al registro dinámico de ocupación y abandono de pingüinos a lo largo de milenios.

El hallazgo fue publicado en Geology.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *