Logran inseminar artificialmente óvulos de rinocerontes blancos del norte para salvar su especie


Najin y Fatu son las dos últimas hembras de rinocerontes blancos del norte de nuestro plantea. Crédito: Ami Vitale

Un equipo de científicos han podido madurar e inseminar artificialmente con éxito siete óvulos obtenidos de las dos últimas hembras de rinoceronte blanco del norte, una subespecie en peligro de extinción de la que no hay ningún macho vivo.

El proceso fue realizado por veterinarios que trabajan para salvar al rinoceronte blanco del norte con 10 óvulos obtenidos de los últimos dos individuos de la especie en el mundo, que actualmente viven en Ol Pejeta Conservancy en Kenia, según la asociación de investigación FVB, con sede en Berlín. Los óvulos serán transferidos a una madre sustituta de rinoceronte blanco del sur, una hazaña que puede salvar al rinoceronte blanco del norte de la extinción completa.

«Por un lado, Ol Pejeta está triste porque ahora existen solo dos últimos rinocerontes blancos del norte en el planeta, un testimonio de la forma derrochadora en que la raza humana continúa interactuando con el mundo natural que nos rodea», dijo el director gerente de conservación Richard Vigne.

«Sin embargo, también estamos inmensamente orgullosos de ser parte del innovador trabajo que ahora se está desplegando para rescatar a esta especie. Esperamos que marque el comienzo de una era en la que los humanos finalmente comiencen a comprender que la administración adecuada del medio ambiente no es un lujo sino una necesidad», añadió.

Sudán, el último rinoceronte blanco macho del mundo, momentos antes de su muerte.
El guardián Zacharia Mutai reconforta a Sudán, el último rinoceronte blanco macho del mundo, momentos antes de su muerte. Créditos: @amivitale

Cómo lo hicieron

El 22 de agosto de 2019 un grupo internacional de veterinarios extrajo un total de diez óvulos de las rinocerontes Najin y Fatu, que actualmente viven en el parque de conservación Ol Pejeta, en Kenia.

Para obtener los óvulos se utilizó con una sonda, guiada por ultrasonido, que extrajo óvulos inmaduros (ovocitos) de los ovarios de los animales que estaban bajo anestesia general. Aunque estos animales no habían sido inmovilizados en los últimos cinco años, respondieron bien al procedimiento y ahora están despiertas, felices y de vuelta a su estado normal.

Un proceso llamado inyección intracitoplasmática de espermatozoides permitió llevar a cabo la fecundación ‘in vitro’ con el semen congelado obtenido hace varios años de dos machos de la misma especie, según la organización de conservación Helping Rhinos.

Según estiman los propios autores de la exitosa operación, se trata del «siguiente paso crítico para crear embriones viables que se pueden congelar y luego transferir a madres sustitutas de rinoceronte blanco del sur». Recurrir al servicio de hembras de la subespecie ‘hermana’ será el próximo paso del equipo dedicado a la recuperación de este animal casi extinto.

«Ahora los ovocitos inyectados se incuban y tenemos que esperar para ver si algún embrión viable se desarrolla en la etapa en que pueda ser criopreservado para su posterior transferencia», dijo en un comunicado Cesare Galli, quien dirigió el procedimiento de fertilización.

 

Podría ser la salvación de la especie

Los rinocerontes blancos del norte son una subespecie del rinoceronte blanco cuyo rango una vez cubrió gran parte de África central. La caza furtiva redujo la población de rinocerontes blancos del norte a dos ejemplares, desde los aproximadamente 20.000 que había en los años 1970. Asimismo, otras actividades humanas han llevado al Ceratotherium simum cottoni a la extinción en la naturaleza.

Aunque las dos últimas rinocerontes blancos hembras son demasiado viejas para tener descendencia, los investigadores dicen que este proceso, es el siguiente paso para crear embriones viables que luego serán transferidos a los sustitutos del rinoceronte blanco del sur.

«El procedimiento fue el resultado de años de investigación, desarrollo, ajustes y práctica. Tanto la técnica como el equipo tuvieron que desarrollarse completamente desde cero», dijo el investigador Thomas Hildebrandt en un comunicado. «Pudimos cosechar un total de 10 ovocitos, cinco de Najin y cinco de Fatu, lo que demuestra que ambas hembras aún pueden proporcionar óvulos y ayudar a salvar a estas magníficas criaturas».

En el año 2018 murieron los dos últimos ejemplares macho de rinoceronte blanco del norte, cuya esperma había sido crioconservada con el fin de utilizar alguna técnica de reproducción asistida, algo que ahora se ha hecho factible.

 

Los resultados de la investigación del desarrollo embrionario se anunciarán a mediados de septiembre.

 

Referencias: Reuters.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *