Momia de un faraón que vivió hace 3.500 años es «desenvuelta» digitalmente


«Desenvuelven» digitalmente la momia de un faraón que vivió hace 3.500 años
Crédito: S. Saleem y Z. Hawass

Científicos egipcios han desenvuelto una momia real de 3.500 años sin quitar una sola capa de lino de embalsamamiento.

Un equipo de científicos egipcios utilizó por primera vez tecnología tridimensional para «desenvolver digitalmente» la momia de un antiguo faraón egipcio que no se había abierto hace milenios.

La momia del faraón Amenhotep I, que estaba en un excepcional estado de conservación, fue descubierta en Luxor en 1881, es la única de la realeza que no había sido abierta en la época moderna.

Gracias a la tecnología digital, los científicos han podido desliar digitalmente sus vendas para acceder a algunos de sus secretos. Lo que les permitió descubrir información sobre el gobernante y su entierro con «detalles sin precedentes».

La investigación

Los expertos utilizaron una tomografía computarizada (TC) 3D para observar el interior de la momia de Amenhotep I. La momia del gobernante es una de las pocas momias reales que no se ha desenvuelto físicamente en tiempos modernos.

Imagen de TC tridimensional de la cabeza de la momia envuelta de Amenhotep I en una vista lateral izquierda que permite la visualización de la máscara, cabeza de la momia y los vendajes circundantes. Crédito: S. Saleem y Z. Hawass.

Los escaneos para vislumbrar el cuerpo momificado del rey Amenhotep I permitieron revelar los secretos que ha albergado durante milenios. Como por ejemplo, que fue enterrado con varios amuletos y piezas de joyería, incluida una faja metálica con cuentas. Asimismo, se conocieron detalles fascinantes sobre su aspecto, estatura, además de algunos pormenores sobre su entierro.

Características del faraón

Por primera vez, los científicos pudieron ‘ver’ el rostro del antiguo rey. También se enteraron de su edad y qué tan saludable estaba cuando murió.

Las imágenes en 3D generadas por el estudio mostraron que Amenhotep I tenía una cara ovalada con un mentón estrecho, una nariz pequeña y estrecha, cabello rizado. Sus dientes estaban con un desgaste mínimo y tenía los dientes superiores ligeramente protuberantes.

Imagen tridimensional de la cara desenvuelta digitalmente de la momia de Amenhotep I. Crédito: S. Saleem y Z. Hawass.

Según establecieron los investigadores, el faraón tenía alrededor de 35 años al momento de su muerte, con base en el análisis de sus huesos, medía aproximadamente 169 cm [5 pies y medio] de altura, y estaba en buen estado de salud en general, sin que aparecieran enfermedades o lesiones que indicaran cómo murió.

El estudio también reveló que el cerebro de Amenhotep I no fue removido durante el proceso de momificación, a diferencia de la mayoría de los reyes del reino moderno como Tutankamón y Ramsés II, y fue enterrado con 30 amuletos y un cinturón dorado con cuentas de oro.

Amenhotep I gobernó Egipto durante aproximadamente 21 años entre 1.525 y 1.504 a. C, siendo el segundo faraón de la dinastía XVIII. Su momia, que fue descubierta en 1881 en el alijo real de Deir el-Bahari, en Luxor, Egipto, un complejo de templos funerarios donde funcionarios de la Dinastía XXI escondieron las momias de varios reyes y nobles para protegerlas de los ladrones de tumbas.

También puede interesarte: Confirman que una gema del pectoral de Tutankamón provino del impacto de un meteorito.

Los restos del faraón sufrieron varias heridas después de su muerte, incluida la decapitación y el desprendimiento del miembro superior izquierdo, probablemente causado por ladrones de tumbas. Los embalsamadores de la Dinastía XXI intentaron arreglar y volver a envolver la momia unos cinco siglos después de la muerte de Amenhotep.

Su nombre fue confirmado por inscripciones jeroglíficas en el ataúd. La momia estaba envuelta en lino y cubierta de pies a cabeza con guirnaldas florales rojas, amarillas y azules. Encima había una máscara con pupilas hechas de cristales de obsidiana.

A) Vista lateral de la momia de Amenhotep I muestra el cuerpo completamente envuelto en lino, cubierto de pies a cabeza con guirnaldas de flores y con una máscara en la cabeza. (B) Máscara de cabeza de la momia de Amenhotep I, realizada en madera pintada y cartonaje. Crédito: S. Saleem y Z. Hawass / Frontiers in Medicine.

Gracias a las imágenes en 3D también pudo demostrarse que los sacerdotes de la dinastía XXI repararon cuidadosamente las heridas infligidas por los ladrones de tumbas al cuerpo de Amenhotep. Restaurando la momia a su antigua gloria y «conservando las magníficas joyas y amuletos en su lugar», dijo Sahar Saleem, radiólogo del Proyecto Momia Egipcia y primer autor del estudio.

Los resultados de la investigación fueron publicados en Frontiers in Medicine.

Referencias: Live Science.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Andrea González

Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *