El demonio de Tasmania vuelve a Australia 3.000 años después de extinguirse (VIDEO)


Demonio de Tasmania vuelve a Australia 3.000 años después de extinguirse
El demonio de Tasmania desapareció del continente australiano hace unos 3.000 años. Crédito: Aussie Ark/AFP

Gracias al esfuerzo de organizaciones ambientales y grupos conservacionistas, los demonios de Tasmania, marsupiales desaparecidos hace 3.000 años de Australia continental, han podido regresar.

Golpeados por una grave forma de cáncer contagioso en la década de 1990, vieron reducida su población en la naturaleza de 150.000 a unos 25.000 ejemplares, amenazando la existencia de la especie.

Ahora, los demonios de Tasmania (Sarcophilus harrisii), regresan a la Australia continental, siendo reintroducidos de forma artificial en el Parque Nacional Barrington, al norte de Sídney, luego de 16 años de trabajo, pudieron crear el mayor programa de cría de demonios.

Tim Faulkner, presidente de Aussie Ark, considera que haber alcanzado este objetivo después tantos años es algo increíble: «Es de lo que están hechos los sueños».

Extinción demonios de tasmania
Los demonios de Tasmania siendo liberados. Crédito: AFP.
Chris Hemsworth libera a los demonios de Tasmania en la naturaleza en Australia continental
El actor Chris Hemsworth y su esposa Elsa Pataky, también ayudaron a liberar a los demonios de Tasmania. Crédito: AFP

La asociación Aussie Ark reveló que 26 de estos mamíferos carnívoros fueron liberados en un santuario de 400 hectáreas, siendo esta la primera etapa de un programa de conservación ex situ para crear una población preservada.

Faulkner explicó que el territorio para la reintroducción fue elegido «porque es como una pequeña parte de Tasmania» y que durante los próximos dos años esperan liberar otros cuarenta ejemplares en la zona.

¿Por qué desaparecieron los demonios de Tasmania en Australia?

Demonio de Tasmania
Demonio de Tasmania

Una de las hipótesis que se baraja sobre la extinción la especie de la Australia continental es que fueron aniquilados por manadas de dingos, una subespecie de lobos nativos.

Sumado a ello, los científicos explicaron que el tumor facial transmisible del diablo de Tasmania (DFTD), termina en muerte casi en el 100% de los casos.

Conocidos por su valentía y fuertes mandíbulas, estos marsupiales pueden pesar hasta 8 kilos y suelen cazar o se alimentan de animales muertos, si bien son inofensivos para los humanos, pueden defenderse en caso de sentirse amenazados.

También puede interesarte: Las luciérnagas están en riesgo de extinción en todo el mundo.

El programa busca crear una «población reservada» y restaurar el entorno natural autóctono.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *