Científicos planean ‘resucitar’ al extinto mamut lanudo


Científicos planean ‘revivir’ mamuts lanudos

Revivir criaturas extintas siempre ha estado en el imaginativo de las personas. Pero como siempre la realidad supera la ficción; biocientíficos planean «resucitar» mamuts lanudos.

Los avances tecnológicos han hecho realidad cosas que, en el pasado, se creía que solo sucedían en las películas. Uno de estos temas se relaciona con la ingeniería genética.

Ahora, podría ser posible traer animales extintos a la vida y, de hecho, eso es lo que quiere hacer un grupo de científicos con el mamut lanudo, en un intento de combatir la crisis climática.

Revivir mamuts lanudos

Colossal, una empresa especializada en genética de Ben Lamm, quiere revertir el cambio climático al reintroducir en el Ártico al extinto animal lanudo.

Lamm es un excéntrico empresario tecnológico, quién se ha especializado en crear cosas que puedan salvar a la humanidad.

Actualmente, la empresa ha recaudado 15 millones de dólares para este proyecto, el cual desea desarrollar embriones híbridos de mamut y elefante asiático, y estima que en 6 años, nacerán las primeras crías.

En el equipo se encuentra un grupo de genetistas encabezados por George Church, de la Facultad de Medicina de Harvard. El científico ha comentado que pretende introducir al mamut en la tundra ártica.

Ben Lamm y George Church encabezan el proyecto. Crédito: Colossal/Dallasnews

Los defensores del proyecto aseguran que el retorno a la fauna silvestre, de esta versión modificada del mamut, podría ayudar a restaurar el ecosistema del lugar, combatir la crisis climática y preservar al elefante asiático, especie en peligro de extinción, el cual tiene una fuerte relación con el mamut lanudo.

Pero como era de esperarse, han nacido una serie de problemas y cuestionamientos éticos después del anuncio de este proyecto.

Debate ético frente al proyecto

Cabeza de un mamut lanudo de 10,000 años de antigüedad, encontrada preservada en hielo en la tundra siberiana. Crédito: Naoki Suzuki / AP

Para empezar, debe considerarse que el proyecto no planea clonar al mamut lanudo, ya que, el ADN que los expertos han podido extraer de los especímenes congelados en el permafrost, está demasiado degradado.

El objetivo es crear, a través de la ingeniería genética, el híbrido vivo de un elefante y un mamut, el cual sea idéntico a la especie extinta.

Los materiales genéticos que más interesan a los expertos son el pelo y la grasa, el cual permite al animal adaptarse a ecosistemas fríos. Entonces, se combinaría este material con las células madre del elefante asiático para crear un embrión, el cual se introduciría en los elefantes o un útero artificial para su gestión.

Colossal ha declarado que su misión es impulsar un método de «conservación disruptiva» que introducirá sustitutos de especies extintas esenciales en los hábitats tradicionales, con el fin de restaurar ecosistemas perdidos. Gracias a esto, se podría frenar, e incluso revertir el cambio climático.

«Nunca antes ha podido la humanidad aprovechar el poder de esta tecnología para reconstruir ecosistemas, sanar nuestra Tierra y preservar su futuro a través de la repoblación de animales extintos».

¿Realmente es posible?

Probablemente las primeras comparaciones que llegarían a nuestra mente luego de ver la noticia serían con Jurassic Park. Pero, dejando el cine de lado y considerando los dilemas más reales e inmediatos, existe cierto escepticismo por el proyecto.

Expertos aseguran que es «complicado» pensar que una familia de elefantes modificados solucionen el cambio climático. Créditos: Pixabay.

Love Dalén, profesor de Genética Evolutiva del Centro de Paleontología de Estocolmo, quién trabaja actualmente en la evolución de los mamuts, cree que el trabajo tiene un gran valor científico, especialmente para preservar las especies en peligro de extinción, por enfermedades genéticas o por falta de variación genética por la endogamia.

Sin embargo, existe la duda ¿Cuál es el objetivo real del proyecto? No se va a clonar un mamut. después de todo, solo será un elefante con más pelo y más depósitos de grasa.

También se ha dicho que antes de su extinción, los animales de pastoreo tenían las praderas de las zonas septentrionales del planeta. Además, mantenían la tierra congelada por debajo al pisar la hierba, derribar árboles y compactando la nieve.

Entones, reintroducir estos grandes mamíferos ayudaría a frenar el deshielo en permafrost y la liberación del carbono.

El problema es, que los expertos sostienen, que no existe una prueba que respalde esta teoría. Es complicado imaginar manadas de elefantes adaptadas al frío, que impacten en el medio ambiente, mientras hay incendios forestales, su ecosistema ahora está plagado de lodazales y la región se calienta mucho más rápido.

Hasta el momento, no se sabe realmente si introducir un elefante modificado genéticamente para que se parezca al mamut lanudo, podrá frenar el calentamiento global. Sin embargo Ben Lamm y Colossal mantienen el proyecto en marcha y desean que se haga realidad.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *