Abeja crea un ‘ejército’ con millones de clones de sí misma


Abeja crea un 'ejército' con millones de clones de sí misma

¿Has escuchado de la abeja crea un ejército con millones de clones? No hay duda de que la clonación es un tema muy conocido en el mundo, pero casi siempre ha sido enfocado en los seres humanos, no en los animales. Un equipo de investigadores ha descubierto que una especie de abeja ha logrado clonarse creando su propio ‘ejército’,  llegando a invadir colmenas de abejas rivales, todo esto gracias a una casualidad genética, ¿cómo lo hace? A continuación lo explicamos.

¿Qué abeja crea un ejército con millones de clones?

Sí, por increíble que parezca, una abeja crea un ejército con millones de clones, esta es la Apis mellifera capensis. Esta especie es mejor conocida como abeja sudafricana de El Cabo la cual encuentra la manera de crear copias perfectas de sí misma. Vale la pena analizar este tema porque es realmente sorprendente.

La capacidad de clonación de la abeja sudafricana de El Cabo es perpetua, ¿cómo se ha concluido esto? Los investigadores han descubierto que un solo individuo de la Apis mellifera capensis se ha clonado millones de veces desde la década de 1990.

¿Cómo realiza el proceso de clonación esta abeja? ¿Cuáles son las características de los clones? Estos son las preguntas que se lograron aclarar en el estudio que se realizó a la especie.

Abeja de El Cabo o abeja sudafricana (Apis mellifera capensis). Crédito: Wikimedia Commons/Discott

Investigadores encargados del estudio genético

El autor principal de esta investigación fue Benjamin Oldroyd, él es profesor en la Universidad de Sídney. Además, se centra en los estudios relacionados con la genética del comportamiento.

Oldroyd y su equipo se dedicaron a hacer una comparación de los genomas de diferentes abejas Apis mellifera capensis. El estudio se centró en la abeja reina y en las obreras.

¿Cómo logran la clonación las abejas sudafricanas de El Cabo?

Las abejas de esta especie que consiguen clonarse son las obreras, ellas, a diferencia de la reina, se reproducen de forma asexual. Esta clase de reproducción es denominada como «Partenogénesis», para que esta ocurra no es necesario fertilizar los huevos.

Al momento de reproducirse, todos los animales, incluyendo la reina de las abejas sudafricanas de El Cabo, reorganizan el ADN de los huevos. Pero las obreras Apis mellifera capensis no hacen eso, ellas no reorganizan el ADN. Además, no lo mezclan con material genético nuevo porque es una reproducción asexual.

El proceso de reproducción de la abeja obrera sudafricana de El Cabo hace que la descendencia sea una copia exacta de su progenitora. ¿Cómo logra conseguir esto? Para los investigadores aún es un misterio, lo que sí descubrieron es que millones de clones son de una abeja de hace tres décadas.

Características de los clones de las abejas sudafricanas de El Cabo

Abejas de El Cabo. Crédito: Benjamin Oldroyd/University of Sydney

Aunque la capacidad de clonación es asombrosa, los investigadores han descubierto que los clones tienen capacidad parasitaria. Ellos no hacen nada, no cumplen con ningún trabajo. Teniendo en cuenta el orden que existe en una colmena es fácil concluir que cuando las abejas no realizan sus trabajos, esta se vuelve disfuncional y la colonia muere.

¿Qué pasa cuando la colonia donde están los clones muere? Estos se trasladan a otras colonias y allí su capacidad parasitaria aumenta. Se cuelan en las colmenas, allí ponen sus huevos y cuando se desarrollan se comienzan a comportar como reinas. Por tanto, las anfitrionas las alimentan hasta que la colmena colapsa y se repite el ciclo.

La capacidad parasitaria de los clones es tan peligrosa para otras especies de abejas que los investigadores los clasifican como «individuos disfuncionales». El mismo Benjamin Oldroyd explica que se espera que los clones se extingan para que dejen de llevar a otras colmenas al colapso.

¿Pueden las reinas de Apis mellifera capensis clonarse?

Crédito: Pexels

Durante el estudio del equipo de Oldroyd se colocó una cinta quirúrgica para que la reina no se apareara, así se veía obligada a reproducirse asexualmente. Cuando se examinaron las secuencias de ADN se descubrió que las abejas obreras sudafricanas desarrollaron una mutación genética que evita la recombinación. Así que pueden crear copias de sí mismas. De igual manera, notaron que los niveles de recombinación en las larvas eran 100 veces mayores que en los clones de las obreras.

Los investigadores concluyen que las obreras de Apis mellifera capensis son las únicas que se pueden clonar. Ahora, desean descubrir cómo logran desactivar la recombinación de ADN y cómo las abejas reinas lo activan. Además, quieren estudiar las colmenas de otras especies y determinar qué factores las llevan al colapso después de que los clones entran.

También puede interesarte: Las luciérnagas están en riesgo de extinción en todo el mundo.

La investigación fue publicada en la revista científica Proceedings of the Royal Society B.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *