Vía Láctea colisionó con otra galaxia hace 10.000 millones de años


71 shares
Vía Láctea colisionó con otra galaxia hace 10.000 millones de años

Un equipo de científicos anunció que el halo interno de la Vía Láctea está compuesto principalmente de los restos procedentes de su colisión, hace 10.000 millones de años, con una galaxia enana, de un tamaño equivalente a 600 millones de veces el Sol. Ese fue el último gran impacto que sacudió nuestra galaxia.

Utilizando datos del telescopio Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA), el equipo dirigido por Amina Helmi de la Universidad de Groningen estudió el movimiento de las estrellas en nuestra galaxia. Descubrieron que algunos pueden haber venido de otra galaxia, apodada Gaia-Enceladus (GE).

«El halo interno de nuestra galaxia está formado por estrellas que nacieron en una galaxia diferente», dijo Helmi. «Es realmente gracias a Gaia que podemos hacer esto [estudio]».

La fusión no solo pobló la región interior de nuestra galaxia con estrellas, sino que también hizo que parte del disco de la Vía Láctea se volviera más grueso, alterando su apariencia. Nuestra galaxia se compone de dos discos, un disco delgado más pequeño y un disco grueso más grande, pero encontrar los orígenes de este último ha sido difícil.

La investigación

Para obtener sus hallazgos, el equipo observó el movimiento y la posición de 7 millones de estrellas, y descubrió que alrededor de 30,000 se movían en direcciones opuestas en comparación con el resto dentro del disco grueso. Estas estrellas están cerca de nuestro Sol en este momento, lo que significa que muchas se pueden ver en el cielo nocturno.

Al observar la composición de las estrellas, el equipo también pudo descubrir que tenían una composición química diferente a la de nuestra galaxia, lo que sugiere que se originaron en otros lugares. Sobre la base de estas composiciones, los investigadores incluso pudieron calcular cuándo ocurrió la colisión.

Se cree que nuestra galaxia ha sido formada por varias galaxias, pero en función de la forma de los discos no creemos que haya cambiado tan drásticamente desde GE. «Sospecho que [la fusión] es una de muchas», dijo Helmi, «pero es la más reciente».

El estudio también destaca el éxito del telescopio GAIA de la ESA. Ya que nos está dando una nueva imagen de mil millones de estrellas en nuestra galaxia, realizando el análisis más detallado hasta la fecha, y está ayudando a reconstruir la historia de la galaxia que llamamos hogar.

El siguiente video muestra una simulación de la fusión de una galaxia del tipo Vía Láctea (con sus estrellas en azul) y una galaxia más pequeña (con estrellas en rojo). Al principio, las dos galaxias están claramente separadas, pero la gravedad las une y esto lleva a la acumulación completa de la más pequeña. Crédito: HH Koppelman, A. Villalobos, A. Helmi (Universidad de Groningen)

 

Los hallazgos se publicaron en Nature.

 

Imagen de portada. Imagen de la Vía Láctea tomada por el satélite Gaia. Créditos: AFP


Like it? Share with your friends!

71 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *