La mayoría de los planetas carecen de campo magnético para sustentar la vida


92 shares
Impresión artística del exoplaneta Kepler-186f. Crédito: NASA/AMES/Seti/JPL-Caltech

Los científicos, en su búsqueda de vida en otros mundos, se han enfocado en analizar las temperaturas de los planetas, sin tener en cuenta la importancia de los campos magnéticos. Desafortunadamente, parece que los campos magnéticos como el de la Tierra son muy raros, lo que sugiere que casi todos los planetas encontrados hasta ahora carecen de vida.

Marte y Venus comenzaron con mucha agua. Los científicos ahora están convencidos de que la pérdida de sus campos magnéticos permitió que la radiación solar rompiera el vapor de agua de sus atmósferas. El hidrógeno escapó, convirtiéndolos en los desiertos que son hoy.

Entonces, ¿es probable que todos los exoplanetas que estamos encontrando dentro de las «zonas habitables» de las estrellas sean paraísos parecidos a la Tierra o más bien, similares a Venus? La estudiante de doctorado de la Universidad Nacional Australiana, Sarah McIntyre, ha modelado la posibilidad de que tengan campos magnéticos lo suficientemente fuertes como para que sean lugares que querrías visitar.

Desafortunadamente, las noticias son malas. McIntyre informa que entre una muestra de 496 planetas encontrados alrededor de otras estrellas, solo uno tiene incluso la posibilidad de un campo magnético más fuerte que el de la Tierra. La mayoría no tiene ninguno, o campos demasiado débiles para darles importancia.

No podemos medir directamente los campos magnéticos de los mundos más allá del Sistema Solar, pero se cree que una fórmula basada en factores como el radio de un planeta, el tamaño y la densidad de su núcleo líquido exterior y las constantes universales conocidas indican la intensidad de campo.

Masa y velocidad de rotación

El Telescopio Espacial Kepler nos ha dado buenas indicaciones de los radios de los planetas que ha encontrado. McIntyre dijo que se piensa que las características principales relevantes pueden derivarse de esto, junto con la masa planetaria y la velocidad de rotación. Se piensa que más del 99 por ciento de los planetas en la muestra de McIntyre están bloqueados en forma de marea, por lo que un lado siempre se enfrenta a su estrella, como lo hace la Luna a la Tierra, por lo que el período de rotación coincide con el tiempo que tardan en orbitar.

Para poner el último clavo en el ataúd de las posibilidades de vida de estos mundos, la mayoría de ellos orbitan estrellas de tipo M (enanas rojas), que son propensas a arrebatos espectaculares de radiación que significan campos incluso más fuertes que los de nuestro propio planeta. Ser requerido para proteger cualquier hallazgo de agua.

Todo esto puede ayudar a explicar la ausencia de visitantes extraterrestres (al menos científicamente hablando) y también sirve como un recordatorio de que nuestro planeta es precioso. McIntyre reconoce que nuestros métodos de búsqueda de planetas han creado una muestra sesgada, en particular en el «muestreo cerrado» de mundos, y sugiere que esto se amplíe.

La única excepción en la muestra de McIntyre es Kepler-186f, que orbita una estrella de tipo K, por lo que es doblemente digno de mayor investigación.

La investigación se encuentra disponible en arXiv.


Like it? Share with your friends!

92 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *