La sorprendente huella gigante fosilizada con forma de pie humano


La huella gigante con forma de pie humano que ha desconcertado a los arqueólogos
uella gigante hallada en Pingyin China, comparado con un pie humano. Crédito: Agencia de noticias Sina

En casi todas las culturas de pueblos antiguos, hay relatos detallados sobre la existencia de gigantes, seres de tamaño descomunal que habitaron el planeta. Los indoeuropeos, los griegos y hasta la Biblia cristiana, cuentan que dioses y semidioses de gran altura convivieron con los humanos. ¿Cuánto hay de cierto en estas historias?

Encuentran una huella gigante en Pingyan

Si criaturas gigantes pisaron este planeta, inevitablemente tuvieron que dejar huellas, rastros que confirmen su presencia. Por todo el mundo, monumentos megalíticos de todo tipo parecen hacer honor a seres sobrenaturales, entre ellos gigantes. Ahora bien, lo que un grupo de fotógrafos descubrió en una aldea de Pingyan en Guizhou, deja mucho en qué pensar.

En agosto de 2016, un equipo de fotógrafos e investigadores hallaron algo verdaderamente asombroso en Guizhou, una provincia suroccidental de China. Se trataba nada más y nada menos que de una huella gigante con forma de pie humano. Según el informe preliminar, la huella tenía 57 cm de largo, 20 cm de ancho y 3 cm de profundidad.

La huella gigante fue hallada en el pueblo de la provincia de Guizhou Pingyan del suroeste de China. Crédito: Sina

La huella estaba fosilizada en una roca de granito de la era prehistórica, y tenía una antigüedad de más de 200 millones de años. Evidentemente, un hallazgo como este pone en duda todo lo que se ha afirmado sobre el origen de la vida y la evolución humana. Por tal razón, muchos consideraron aquel descubrimiento como algo de poca importancia.

Dudas sobre la veracidad del hallazgo

Algo que también contribuyó a que la huella gigante de Pingyan no fuera tomada en serio, es que el reportaje original cita sus fuentes como meras ‘agencias’. No hace una alusión clara a fuentes confiables que garanticen la veracidad del descubrimiento, quizá como un reportaje destacado en un medio científico.

Cuando se investigó a fondo el tema en los periódicos locales, se descubrió que en agosto de 2016 no se había escrito ningún artículo al respecto. Ninguna fuente acreditada ni comunidad científica presentó el hallazgo de una huella gigante como noticia del día. Con todo, en numerosos sitios web aparecieron imágenes y reseñas sobre el sorprendente descubrimiento.

Más pruebas de la existencia de gigantes

De hecho, los sitios web de conspiración hasta mencionaron el nombre del arqueólogo responsable de algunos descubrimientos sobre la existencia de gigantes. Mostraron la foto del arqueólogo Michael Tellinger posando al lado de una huella gigante de más de 200 millones de años de antigüedad.

Michael Tellinger posando junto a la enorme huella en la roca en África. Crédito: YouTube.

Además, los artículos mencionaban que Tellinger había encontrado huellas similares en una excursión que hizo a África en 2012. Todo esto lo convencía de que, en un pasado remoto, criaturas gigantes con forma humana deambularon por la Tierra. Aunque Tellinger afirma ser un arqueólogo, muchos lo han catalogado como un teórico de la conspiración.

Una tercera huella gigantesca en Bolivia

Los informes de hallazgos de huellas de gigantes se dispararon por todo el mundo, y uno de los más sonados ocurrió en Bolivia. Sin embargo, la cadena de noticias CNN informó que la huella era en realidad de un gran dinosaurio carnívoro en vez de la de un gigante. Claro está, no era la primera vez que ocurría una confusión como esa.

En 1987, Jerry McDonald encontró otra huella masiva en Nuevo México, que medía unos 100 cm de longitud y tenía unos 290 millones de años de antigüedad. Se corroboró que también era de un dinosaurio, y llegó a convertirse en la huella de dinosaurio carnívoro más grande jamás registrada.

No obstante, los paleontólogos no pudieron explicar cómo una huella de dinosaurio carnívoro había llegado a ese lugar del planeta. Esta incertidumbre dio paso para que los sitios web de conspiración empezaran a teorizar sobre la supuesta existencia de gigantes.

¿Mito o realidad?

Las investigaciones en torno a la huella de Pingyan desmintieron que tuviera tanta edad, reduciendo la cantidad de años a unos 3.000. Además, el granito no es un material que se preste para capturar ningún tipo de impresión, ni siquiera para un gigante. Con todo, el hallazgo de más huellas en distintas partes del planeta ha incentivado a más científicos a tomarse el tema más en serio.

¿Son esas huellas prueba suficiente de que los gigantes existieron? Todavía no se puede hacer ninguna afirmación categórica. Aunque existen vestigios de la posible existencia de humanoides gigantes representados en pinturas rupestres, geoglifos, ciudades con arquitectura de tamaño descomunal y herramientas de enorme tamaño; para la arqueología tradicional estas no son evidencias suficientes que permiten demostrar esta teorías, así que la duda prevalece.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

Like it? Share with your friends!

Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *