La ‘bóveda del fin del mundo’ recibe nuevas muestras de semillas


La 'bóveda del fin del mundo' recibe nuevas muestras de semillas

La llamada ‘bóveda del fin del mundo’, construida en el Ártico para preservar las semillas de cultivos del mundo de guerras, enfermedades y otras catástrofes ha recibido nuevas muestras de semillas.

El pasado lunes 14 de febrero se agregaron 22,000 nuevas muestras de semillas de Australia, Nueva Zelanda, África, Medio Oriente y Europa al Banco Mundial de Semillas.

Se introdujeron en la bóveda varios tipos de semillas, entre ellas mijo, sorgo y trigo, para renovar sus propias colecciones, detallan las autoridades noruegas. Con las nuevas semillas, la colección se ampliará con 150 nuevas especies.

Según estimaciones de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los humanos obtenemos el 40% de nuestras calorías de solo tres cultivos principales: el maíz, el trigo y el arroz. Los expertos creen que esto hace que los suministros de alimentos sean vulnerables si los efectos del cambio climático ocasionan pérdida de cosechas.

Svalbard bóveda
Banco Mundial de Semillas

«En un momento en que al menos 811 millones de personas no saben si obtendrán los alimentos que necesitan todos los días, no se puede subestimar la importancia de los bancos de semillas. Cada vez que enviamos nuevas semillas a la bóveda de semillas en Svalbard, la seguridad alimentaria mundial en el futuro aumenta», señaló Anne Beathe Tvinnereimen, la Ministra de Desarrollo Internacional de Noruega, en un comunicado de prensa.

Un banco para proteger la seguridad alimentaria

La Bóveda Global de Semillas de Svalbard se encuentra en la isla de Spitsbergen, a medio camino entre la Noruega continental y el Polo Norte.

A 1.300 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, se encuentra el almacenamiento seguro de semillas más grande del mundo.

El lugar fue elegido por sus características geográficas y la estabilidad de su terreno, en una montaña rocosa a 130 msnm que garantizan el resguardo ante amenazas naturales como terremotos, radiación, actividad volcánica y el aumento del nivel del mar por el derretimiento de hielo.

Únase a Mystery Science en Telegram.

La bóveda contiene aproximadamente 1.125.000 semillas, con casi 5.500 especies y 89 bancos de genes, según datos oficiales de la organización y es la colección de semillas más grande del mundo.

Es administrada por la organización internacional Crop Trust, junto con el Centro Nórdico de Recursos Genéticos y el Gobierno de Noruega. Fue puesta en funcionamiento desde 2008 y tiene como fin conservar la biodiversidad agrícola del planeta, proteger este material genético de posibles desastres naturales, guerras y otras catástrofes.

También puede interesarte: Plantan semillas de más de 2.000 años de antigüedad y germinan con éxito.

Además, el banco de semillas sirve a los agricultores y científicos para mejorar genéticamente las plantas y desarrollar nuevas variedades de cultivos.

La bóveda fue construida para preservar las semillas de cultivos del mundo.

El depósito solo es abierto pocas veces al año para reducir al mínimo la exposición de las semillas al mundo exterior. Está previsto que vuelva a abrir los primeros días de junio y a finales de octubre.

Referencias: Reuters.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

Te recomendamos leer:


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.