Plantan semillas de más de 2.000 años de antigüedad y germinan con éxito


2 comentarios, 51
Plantan semillas de más de 2.000 años de antigüedad y germinan con éxito
Crédito: Emmanuel Dunand/AFP

Todas las semillas necesitan ciertas condiciones favorables para que puedan germinar exitosamente. Como por ejemplo, una buena cantidad de humedad y oxígeno. Si son resguardadas durante algún tiempo es posible plantarlas más adelante sólo si el lugar de almacenamiento es beneficioso. Al menos, eso pensábamos hasta ahora.

Sin embargo, cada semilla tiene un tiempo de duración estimado para ser plantada. Si no es plantada en ese tiempo podría simplemente no germinar, o germinar pero no dar frutos nunca.

Pero, ¿es posible que una semilla guardada desde hace más de 2.000 años germine? Para muchas personas resultaría una realidad inalcanzable, pero para Sarah Sallon no lo fue.

Investigadores en el desierto de Judea

Hace algún tiempo, un grupo de científicos se encontraban en el desierto de Judea encontraron unas semillas de un antiguo árbol. Decidieron guardarlas, hasta que un día Sarah y su compañera Elaine Solowey quisieron ver qué sucedía si las cultivaban. ¿Produciría algún resultado beneficioso esta plantación? Estaba por verse.

El resto de sus compañeros, arqueólogos botánicos, pensaron que Sarah había perdido la cabeza. Pero ella estaba decidida a empezar con el experimento y ansiaba ver los resultados. Así que, con la ayuda de Elaine y otros investigadores, plantaron al menos 32 semillas.

Las científicas Elaine Solowey (de pie) y Sarah Sallon (derecha), junto a una palmera datilera germinada a partir de una semilla que data de hace dos milenios. Crédito: Marcos Schonholz.

Estas semillas habían sido extraídas de un palacio. Se asume que este lugar fue construido por el Rey Herodes el Grande.

Las semillas antiguas se prepararon sumergiéndolas en agua, agregando hormonas que estimulan la germinación y luego plantándolas en el suelo en un área en cuarentena. De todas las que fueron recolectadas, solo pudieron germinar 6 semillas con éxito.

¿Qué motivó a Sarah a iniciar este proyecto?

Antes de iniciar este emprendimiento, hubo un suceso que llamó la atención de Sarah poderosamente. Ella leyó sobre unas semillas de flor de loto que habían germinado después de pasar 500 años almacenadas.

Por lo tanto, en el año 2004 decidió pedirle a la universidad Bar Ilan que le cedieran unas semillas de las palmeras datileras. Estas habían sido halladas en 1969 bajo unos escombros antiguos.

Son cultivadas las palmeras datileras

Gracias a la gran paciencia, esfuerzo y buen trabajo de Sarah y su compañera Elaine, pudieron cultivar unas increíbles palmeras datileras. Ellas no se quedaron de brazos cruzados cuando les dijeron que era un proyecto rumbo al fracaso. Por el contrario, lo hicieron funcionar perfectamente.

Un reino famoso por sus dátiles 

Dátiles recolectados de la primera palmera datilera germinada a partir de semillas de 2.000 años. Crédito: Emmanuel Dunand/AFP

Nadie jamás, había imaginado que después de que unas semillas se mantuvieron tanto tiempo en un lugar desértico pudieran ser germinadas. Este reino, era muy famoso y conocido por la gran cantidad de dátiles que cosechaba. Además de que su sabor era exquisito.

Las personas decían que estos dátiles tenían un gran tamaño, pero no solo eso, sino que también tenían propiedades medicinales. Que por cierto, su sabor dulce lo hacía ser único en todo el reino.

El gran proyecto de germinación de semillas antiguas

El proyecto de Sarah, fue descrito como algo extremadamente novedoso después de que muchos especialistas en agricultura vieron los resultados de estas semillas. Solo pensando en la gran cantidad de beneficios que puede aportar para la humanidad realizar una recolección de semillas antiguas y plantarlas.

Beneficios del proyecto de Sarah

Sarah no solo ofreció un proyecto ingenioso. Sino que, ha dado un faro de esperanza para nuestro planeta que actualmente lucha contra una crisis climática muy fuerte. Por otro lado, también se conoce que hay una gran extinción de especies de árboles.

Gracias a las ideas de esta mujer es posible tomar semillas de árboles que pensábamos que se encontraban extintos, para hacerlos germinar. De esta manera, se pondría un «alto» a la deforestación que vivimos en nuestros días.

El importante papel de Elaine 

Trabajadores trasplantando una palmera germinada a partir de semillas de 2.000 años, en el Kibbutz Ketura, en el sur de Israel. Crédito: Emmanuel Dunand/AFP

Aunque es cierto que este proyecto fue idea de Sarah, gracias a Elaine pudo funcionar. Luego de la plantación en su invernadero, no vio ningún resultado. Ella también llegó a pensar que este proyecto era solo una pérdida de tiempo.

Pero se llevó una gran sorpresa cuando en el 2005 empezó a ver que una de las plantaciones que había hecho empezaba a crecer. Decidieron ponerle por nombre Matusalén por su largo tiempo. Sin embargo, más tarde se dieron cuenta que esta era una planta masculina y por lo tanto no daría frutos.

Sallon explicó que mantener una cosecha de dátiles constante requiere un trabajo meticuloso y tratar a las plantas «como a niños». Sin darse por vencidas, y tras una larga espera, nació una palmera, Hannah, que rindió cien dátiles en la primera cosecha. Este año, en agosto, la recogida se multiplicó: unos 800 dátiles, con un delicado sabor a miel. Y se espera que pronto, otra de las palmeras datileras brinde su producción de dátiles.

Aunque aun se desconoce el motivo por el cual las semillas se mantuvieron viables durante tanto tiempo, parecen ser físicamente muy resistentes y tolerantes a los climas áridos, ya que dado están adaptadas al clima del desierto. Revivir esta variedad antigua de plantas, no fue solo un proyecto innovador, sino que ofrece «una luz de esperanza» para un planeta que lucha contra la crisis climática y la desaparición masiva de especies.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

2 comentarios, 51
Luisa Lugo

Luisa Lugo es una redactora freelance con sede en Bogotá, Colombia. Colabora con MysteryScience.net desde septiembre de 2020.

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Por favor, me seria *extremamente gratificante* poder hacer contacto con
    Elaine o Sarah!
    Es que me sueña transcedental podercomprar/recibir semillas que plantaria en mi ciudad, en una pequeña propiedad de mis antepasados.
    Como pueden ayudarme?

    1. Hola Américo. La Dr. Elaine Solowey, es directora del Centro de Agricultura Sostenible del Instituto Arava, tal vez puede comunicarse con ella en los números telefónicos o en el correo electrónico que aparecen en la página web del sitio. Saludos!