Hallan los restos de un barco en las ruinas de una antigua ciudad egipcia hundida


Hallan los restos de un barco en las ruinas de una antigua ciudad egipcia sumergida
Arqueólogo junto a los restos de la galera hallada en Thonis-Heracleion. Crédito: Ministerio de Antigüedades de Egipto / IEASM

Un equipo de investigadores egipcios y franceses encontró los restos de una antigua embarcación militar de la época ptolemaica, que se hundió en el siglo II a.C. mientras iba a acceder, a través de un canal, al puerto de la ciudad egipcia de Thonis-Heracleion.

Los expertos presumen que el navío fue golpeado por gigantescos bloques de piedra que cayeron a consecuencia del colapso del templo de Amón, en el transcurso de un devastador terremoto.

Paradójicamente, los bloques de piedra que hundieron la galera bajo las aguas del canal (el cual se llenó de escombros procedentes del templo) la dejaron clavada en el fondo, donde se ha conservado hasta la fecha.

Thonis-Heracleion, descubierta en 2001, fue una ciudad (ahora sumergida) a lo largo de la costa mediterránea de Egipto que una vez controló la desembocadura de un rama del río Nilo. La ciudad entera se hundió en las aguas del Mediterráneo frente a las costas de Egipto, cerca de Alejandría, devastada por las fuerzas de la naturaleza.

El hallazgo

Crédito: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

Una misión arqueológica egipcio-francesa del Instituto Europeo de Arqueología Subacuática (IEASM), organización sin ánimo de lucro que investiga y explora sitios arqueológicos de importancia histórica, descubrió los restos del buque militar de la dinastía ptolemaica, que gobernó el Antiguo Egipto en el periodo helenístico (323 a.C – 30 a.C.), bajo unos 5 metros de barro sólido, mezcla del lecho marino con los restos del templo del dios Amón.

Según estudios preliminares, el barco era largo, de unos 25 metros, y el casco fue construido según el estilo clásico. Tenía un fondo plano, remos y una vela grande. Cuando el enorme templo de Amón de la ciudad se derrumbó en el siglo II a. C., hundió el barco, que estaba amarrado cerca.

Los investigadores también identificaron restos de un cementerio griego que data de principios del siglo IV a.C, donde los comerciantes fueron enterrados en sus propios santuarios cerca del templo de Amón.

«Este descubrimiento ilustra maravillosamente la presencia de los comerciantes griegos que vivían en esa ciudad», indicó el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, y agregó que a los griegos se les permitió establecerse allí durante las últimas dinastías faraónicas.

Los comerciantes griegos que vivían en esa ciudad controlaban la entrada a Egipto por la desembocadura del brazo Canópico del río Nilo.

«Construyeron sus propios santuarios cerca del enorme templo de Amón. Fueron destruidos, simultáneamente y sus restos se encuentran mezclados con los del templo egipcio», agregó el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto en un comunicado.

Crédito: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

También puede interesarte: Hallan un pueblo prehistórico de 6.500 años bajo el mar.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Andrea González

Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *