Hallan la primera supertierra cercana a la humanidad que podría ser habitable


Interpretación artística del exoplaneta GJ 357d y sus planetas hermanos en órbita alrededor de GJ 357. Crédito: Jack Madden/Universidad Cornell

Los astrónomos han anunciado el descubrimiento del primer exoplaneta terrestre, o supertierra, potencialmente habitable en un sistema solar cercano.

El sistema, llamado GJ 357, está ubicado a 31 años luz de la Tierra, una distancia que en términos astronómicos se considera relativamente cercana.

Se compone de una estrella enana M, y tres planetas. En orden de tamaño y distancia de su estrella, estos planetas se conocen como GJ 357 b, GJ 357 c y GJ 357 d. Este último podría ser hasta siete veces más pesado que la Tierra, y es el que ha causado la admiración de los científicos.

«GJ 357 d está ubicado dentro del borde exterior de la zona habitable de su estrella, donde recibe aproximadamente la misma cantidad de energía estelar de su estrella que Marte del Sol», dijo la astrónoma y coautora del estudio Diana Kossakowski del Instituto Max Planck de Astronomía.

«Si el planeta tiene una atmósfera densa, lo que requerirá futuros estudios para determinarlo, podría atrapar suficiente calor para calentar el planeta y permitir el agua líquida en su superficie».

El hallazgo

El nuevo mundo fue descubierto inesperadamente utilizando datos del satélite TESS de búsqueda de planetas de la NASA. La nueva supertierra orbita una estrella llamada GJ 357,  de aproximadamente un tercio de la masa y el tamaño del Sol y un 40% más fría que nuestro astro. Cuando las cámaras del TESS, detectaron que la estrella se atenuaba ligeramente cada 3,9 días, y ahí fue revelada la presencia de un exoplaneta en tránsito, el GJ 357b.

Diseño del sistema GJ 357. Crédito: Centro de vuelo espacial Goddard de NASA/Chris Smith

Los investigadores observaron aproximadamente durante dos décadas la estrella. Usando esos datos, encontraron sutiles tirones gravitacionales en la estrella que son causados ​​por los tres planetas, y no podrían haber sido producidos solo por GJ 357 b.

Para confirmar, los expertos se apoyaron en observaciones terrestres realizadas por el espectrógrafo CARMENES del Observatorio de Calar Alto en Almería, España, y descubrieron dos planetas adicionales en el sistema, de los cuales el GJ 357 d, el más lejano, intriga a los científicos.

GJ 357 d

En un segundo artículo, aceptado para su publicación en The Astrophysical Journal Letters, parte del equipo investigó la habitabilidad del GJ 357 d, y cómo podría ser su clima. Según su modelo, si es análogo a la Tierra, este mundo podría ser un planeta rocoso congelado. Pero si el planeta tiene más dióxido de carbono disponible, entonces podría ser templado.

Interpretación artística de cómo podría ser el exoplaneta GJ 357d. Crédito: Centro de vuelo espacial Goddard de NASA/Chris Smith

Este es un gran si, pero no es improbable. Si la investigación de seguimiento puede observar el planeta en tránsito, GJ 357 d se convertiría en el exoplaneta potencialmente más habitable hallado. Y, obviamente, los astrónomos están muy interesados ​​en este objeto.

«Esto es emocionante, ya que esta es la primera supertierra cercana de la humanidad que podría albergar vida, descubierta con la ayuda de TESS, nuestra pequeña y poderosa misión con un gran alcance», dijo en un comunicado la autora principal del segundo estudio, la directora de Carl Sagan Institute de la Universidad Cornell y miembro del equipo científico de TESS, Lisa Kaltenegger.

La cercanía del planeta es clave para futuras observaciones detalladas. Es posible que podamos caracterizar su atmósfera con alta precisión y eso podría significar ver firmas que insinúan la presencia de vida.

 

El hallazgo se informó en Astronomy & Astrophysics.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close