«Glaciar del Juicio Final» está derritiéndose más rápido por el calor del interior de la Tierra


«Glaciar del Juicio Final» se está derritiendo más rápido por el calor del interior de la Tierra
Crédito: EFE/Felipe Trueba / Communications Earth & Environment

El glaciar Thwaites, se encuentra enclavado en el corazón de la capa de hielo de la Antártida Occidental. Esta masa de hielo era considerada una amenaza mundial por su colosal tamaño. Ahora, ese peligro se incrementa ya que está derritiéndose más rápidamente.

Actualmente, el glaciar Thwaites mide 192.000 kilómetros cuadrados, lo que equivale a las dimensiones del estado indio de Karnataka.

Los científicos se encuentran sumamente preocupados, ya que el clima está provocando que se derrita a mayor velocidad. Esto podría sumergir a varias zonas costeras del planeta.

Derretimiento del ‘Glaciar del Juicio Final’

Glaciar del 'Día del Juicio Final' en la Antártida
Vista parcial del glaciar Thwaites en la Antártida. Crédito: Wikipedia / Dominio Público

La Antártida occidental es considerada como una de las regiones que se calientan más rápido de la Tierra. Esta zona se encuentra apilada en una masa tectónica que es muchísimo más delgada y, geológicamente, más joven que la de la Antártida Oriental.

Para confirmarlo, solo se necesita mirar al glaciar Thwaites, conocido como el Glaciar del Juicio Final.

Los científicos han demostrado que la corteza en esta zona del mundo mide entre 17 a 25 kilómetros. 15 menos que la parte oriental de la Antártida.

Lo cual ha generado que la zona Occidental se encuentre unos 2 kilómetros bajo el nivel del mar.

Ricarda Dziadek, geofísica del Instituto Alfred Wegener, declaró que las mediciones demuestran que puede producirse un flujo de calor geotérmico de hasta 150 milivatios por metro cuadrado bajo el glaciar Thwaites.

Esto se observa con los valores registrados en zonas del Rhine Graben y del Valle del Rift de África Oriental. Por ello, el calor geotérmico podría estar acelerando el deshielo del glaciar.

El equipo científico pudo confirmarlo al crear un nuevo mapa del flujo de calor geotérmico que se genera bajo el Mar de Amundsen.

Flujo de calor geotérmico, espesor elástico litosférico y distribución de anomalías magnéticas del sector del mar de Amundsen. Crédito: Communications Earth & Environment.

Aunque los expertos del AWI y del British Antarctic Survey, no han podido ratificar cuanto calor se está generando en el fondo del Thwaites.

Esto se debe a varios factores; si el suelo está formado por roca sólida o compacta, o por metros de sedimento saturado de agua. «El agua es conductor de calor ascendente, pero también puede transportar la energía térmica antes de que llegue al fondo del glaciar». Así lo explicó el doctor Karsten Gohl.

Un cataclismo global

Iceberg en el mar de Amundsen. De acuerdo a los expertos, el derretimiento glaciar podría hundir varias regiones costeras del mundo. Crédito: Instituto Alfred-Wegener / Thomas Ronge

Numerosos estudios en los últimos años, han proyectado niveles alarmantes de deshielo. Si el glaciar Thwaites llega a sufrir este destino, el nivel del mar en todo el mundo aumentaría considerablemente, lo que llevaría al hundimiento de islas menores y regiones costeras.

Aún más peligrosa es su ubicación: pleno corazón de la Antártida Occidental. Esto hace que el glaciar sea mucho más vulnerable a las corrientes oceánicas cálidas y saladas, lo que acelera el deshielo.

De hecho, su escalofriante apodo se debe, exactamente, al impacto catastrófico que podría generar.

Los expertos han calculado que, desde 1980, ha perdido 595.000 millones de toneladas de hielo. Es por ello que ha sido vigilado minuciosamente desde que saltaron las alarmas.

Gracias a esta investigación, los científicos han comprendido un poco más sobre los peligros de su deshielo y de donde proviene el mismo, lo que lleva a entender qué medidas deben tomarse para evitar un cataclismo global.

El estudio fue publicado en la revista Communications Earth & Environment.

Una vez más, el calentamiento global, sumado a otros factores naturales, pone en jaque al planeta. El monitoreo que los científicos hacen al Glaciar del juicio final, una vez más nos advierte sobre las urgentes medidas que debemos tomar sobre estas alarmantes proyecciones.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *