El descongelamiento del Ártico está liberando tóxicos, desechos nucleares y enfermedades


1.2k shares
Crédito: Christine Zenino / Wikimedia commons / Clker-Free-Vector-Images / Pixabay.

Deshielo ártico: Científicos advierten que el calentamiento global está generando emisión excesiva de carbono, metano y tóxicos (¡hasta enfermedades como el ántrax!).

El calentamiento global aumenta la temperatura global, generando el deshielo o descongelamiento del hielo polar. El Ártico está muy afectado. Científicos han estado descubriendo que este descongelamiento está despidiendo muchas sustancias nocivas y contaminantes, desde carbono, metano y mercurio tóxico, hasta desechos nucleares y enfermedades como el ántrax y la viruela.

Deshielo ártico: emisión excesiva de dióxido de carbono, metano y mercurio

Una fuente principal de contaminantes está en los fósiles antiguos congelados en el llamado permafrost (permahielo, suelo congelado). La bióloga y ecóloga Sue Natali ha sido testigo de la emisión de gases de efecto invernadero debido al deshielo del permafrost.

Esquema del ciclo del carbono: muestra el almacenamiento y los cambios anuales del carbono entre la atmósfera, la hidrósfera y la geósfera. Crédito: Kevin Saff / Wikimedia commons.

En 2012, Sue Natali investigaba el sitio de Duvanny Yar, Siberia. Los estragos del deshielo habían provocado un colapso masivo del suelo. Este colapso reveló numerosos ¡fósiles de mamuts!

Esto es producto del calentamiento global o cambio climático. Se estima que el permafrost o suelo congelado del Ártico contiene unos 1.500 billones de toneladas de carbono («el doble del carbono en la atmósfera», según Natali). Este carbono se encuentra en el material orgánico que ha venido quedando atrapado en el permahielo desde hace millones de años.

Emisión de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano). Crédito: PxHere.

Se calcula que para el año 2100 se habrá derretido entre un 30% y 70% del permafrost (debido al cambio climático de origen humano). Esto iría emitiendo carbono, dióxido de carbono (CO2) y metano, debido a la acción de microbios descomponedores. ¡Serían billones de toneladas de CO2!

El mercurio es un tóxico y también se encuentra atrapado en el suelo congelado. El Ártico contiene la mayor cantidad de mercurio en la Tierra (se estima que ¡tiene 1.656 millones de toneladas!). Este mercurio podría ser liberado, llegar a humedales y ser consumido por animales, intoxicando a la cadena alimenticia (incluyendo al ser humano).

Liberación de desechos nucleares y enfermedades atrapadas en el hielo

También es sabido que los desechos nucleares y partículas radioactivas se han estado almacenando en glaciares. Se han realizado varios estudios científicos sobre este problema ambiental, como este reciente estudio.

Desechos nucleares. Crédito: rabedirkwennigsen / Pixabay.

En esa investigación se encontraron radionucleidos (partículas radioactivas) en 17 lugares de Suecia, Islandia, Groenlandia, Noruega, Alpes europeos, el Cáucaso, Columbia Británica y la Antártida. Los científicos culpan a las pruebas de armas nucleares en las décadas de 1950 y 1960. También enumeran otras causas como el accidente nuclear de Chernóbil (1986) y el accidente nuclear de Fukushima (2011).

Otro caso alarmante es que se presume que la Compañía Sueca de Manejo de Combustible y Desechos Nucleares, depende del permahielo congelado para guardar el combustible nuclear gastado.

En cuanto a las enfermedades, en 2016, un grupo de pastores de Siberia se enfermó misteriosamente. Luego se descubrió que habían contraído ántrax debido al descongelamiento del cadáver de un reno (había muerto de esa enfermedad ¡hace 75 años!).

Descongelamiento. Crédito: NASA/JPL/Eric Rignot.

Otros ejemplos: un experimento científico de 2014 recogió un virus de hace 30,000 años, congelado en el permafrost. ¡El virus fue calentado y devuelto a la vida! Un estudio de 2007 demostró la presencia del virus de la gripe española de 1918 en cementerios de Alaska. También se sospecha que se podría encontrar viruela y peste bubónica congeladas en el permahielo de Siberia.

En conclusión, el deshielo del Ártico puede generar una contaminación muy fuerte, debido a todo lo que el suelo congelado y los glaciares han retenido. Es un peligro ambiental grave, pero se puede resolver tomando medidas para contrarrestar el calentamiento global de origen humano (y evitar el descongelamiento). Una de ellas es reducir la quema de combustibles fósiles y también idear una manera de liberar de una forma más controlada, el carbono y metano atrapado en el hielo.

 

Referencias: Futurism / BBC: 12.

 

Una publicación de MysteryScience.net – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

1.2k shares
Erick Nielssen
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close