Pléyades: El cúmulo de estrellas registrado por culturas antiguas de todo el mundo


El cúmulo de estrellas enlazado con culturas antiguas de todo el mundo

Al revisar los antiguos registros de todas las culturas primigenias del planeta, podemos encontrar que en su mayoría, existen referencias al cúmulo estelar de las Pléyades ¿Antiguos seres llegan a la Tierra desde estas estrellas?

La mitología antigua está plagada de referencias a cuestiones que la humanidad actual no conoció hasta que su tecnología evolucionó. Culturas como la sumeria, la maya o la egipcia ya habían documentado nuestro Sistema Solar. Es ahí donde podemos encontrar diferentes registros relacionados con las Pléyades.

Las Pléyades (Messier 45 o M45) es un cúmulo estelar abierto que contiene estrellas calientes de tipo espectral B, de corta edad, ubicadas en la constelación de Tauro. Conformado por más de 3000 estrellas, se encuentra a unos 400 años luz de nosotros y se esparcen en una área de diámetro de aproximadamente 13 años luz. Está entre los cúmulos estelares más cercanos a la Tierra, y es el cúmulo mejor visible a simple vista en el cielo nocturno.

Este cúmulo estelar se muestra muy importante para diferentes civilizaciones antiguas ¿Pero, por qué? Según la mitología, seres antiguos, considerados dioses, llegaron a nuestro mundo desde su dirección ¿Quiénes eran estos seres?

¿Visitantes interestelares?

M45 Pléyades
El cúmulo de estrellas Pléyades se conoce también como Messier 45 (M45), y está conformado por miles de estrellas de color azul.

Cuando Oumuamua fue detectado rondando el Sistema Solar en el 2016, se generó una gran polémica que continúa en la actualidad. Un satélite interestelar por primera vez entraba en nuestro sistema y todos desconocían su origen.

Ahora, varios científicos teorizan que ningún objeto «natural» podría soportar el viaje desde un sistema lejano hasta el nuestro, por lo que sugieren la posibilidad de que se trate de tecnología avanzada extraterrestre. Los datos señalan que no se trata de un cometa o meteorito, por lo que la posibilidad de que sea artificial se mantiene latente.

Sumado a esto, recientemente dos astrónomos de la universidad Hertfordshire rastrearon los movimientos del objeto, concluyendo que provenía de las Pléyades. De esta forma, se demuestra que es posible que objetos desconocidos viajen desde el cúmulo estelar hasta nuestro Sistema Solar y alcancen la Tierra.

Esto podría ser la respuesta a una interrogante que ha estado rondando la mente de exploradores, astrónomos e investigadores de las antiguas culturas ¿Por qué este cúmulo estelar, ubicado a más de 400 años luz de la Tierra, se relaciona tanto con los mitos de la creación en la antigüedad?

Construcciones importantes de varias culturas se encuentran alineadas a este cúmulo estelar. Un ejemplo de esto  son la Pirámide del Sol en México y los cañones del Chaco, en Estados Unidos.

La Pirámide del Sol en Teotihuacan
La Pirámide del Sol en Teotihuacan, está alineada con las Pléyades. Crédito: CC BY-SA 4.0 Mariordo / Wikimedia Commons.

La referencia más antigua a las Pléyades data de 18.000 años están en las Cuevas Lascaux, en Francia. En la antigua sumeria también hay referencia a este cúmulo de estrellas, uno de los más importante es una tablilla que muestra a las 7 estrellas representantes junto a una especie de dios, que va descendiendo desde su dirección.

Otro artefacto antiguo donde se representó a las Pléyades es el Disco Celeste de Nebra, encontrado en el siglo 17.

Disco celeste de Nebra
El disco celeste de Nebra mostraría las Pléyades. Crédito: Dbachmann /Wikimedia Commons

Las Pléyades, presentes en las culturas ancestrales del mundo

Las mitologías antiguas no solo representaron gráficamente a las Pléyades. En sus mitos y leyendas, incluso, tenían forma humana. Como si estos seres llegaron desde ellas.

En la mitología griega, por ejemplo, eran representadas por 7 hermanas. En la India eran asociados los 7 Rishis o los 7 Sabios nombrados en las vedas como benefactores de la humanidad.

Para civilizaciones de Mesopotamia, como los sumerios y babilonios, las Pléyades fueron significativas, equiparadas a siete estrellas y siete seres divinos (Anunnaki): Anu, Enlil, Enki, Innana (Ishtar), Utu, Ninhursag y Nannar.

Pléyades en las culturas del mundo

En el Antiguo Egipto, estos siete astros también fueron relacionados a siete deidades. Se han encontrado textos egipcios piramidales que sugieren una reverencia a las Pléyades por los egipcios, considerándola un tipo de sistema estelar divino.

De la misma forma, los aborígenes australianos llaman a las Pléyades como sus ancestros, haciendo referencia de que sus creadores provienen de ellas.

La mitología japonesa también menciona a las Pléyades. De hecho, dice que su primer emperador descendía del cúmulo de estrellas.

Las Pléyades en la mitología de América

Los Indios Cherokee, llamados por sí mismo como «el pueblo original», en su mitología hablan del «Gran Espíritu» que los trajo a la Tierra desde el cúmulo de estrellas.

El calendario azteca y el maya fueron creados a partir de la observación del conjunto Pléyades. Los habitantes de la antigua América observaban constantemente el cúmulo, pues creían que si en algún momento no funcionaba de la misma forma, el mundo llegaría a su fin.

Los mayas también mencionan al sistema estelar como el hogar de sus dioses y las llaman «semillas» o el origen de la civilización.

Las Pléyades eran conocidas para los Aztecas como Tianquiztli
Las Pléyades eran conocidas para los Aztecas como Tianquiztli. Cortesía: Libro ‘Moctezuma’s Mexico’ por David Carrasco y Eduardo Matos Moctezuma. University Press of Colorado, 1992.

De igual manera, para los Incas, las Pléyades eran un tipo de almacén o depósito de semillas estelares de la vida.

En Hawái, todos los 25 de enero celebran el festival «Makahiki». Una festividad para honrar el año nuevo hawaiano, la reaparición de las Pléyades y el regreso del dios de la lluvia y la fertilidad, Lono. Según su mitología, Lono bajó desde el cielo en un arcoíris, llegando a la isla en una especie de canoa.

También cabe resaltar que los hawaianos llaman a las Pléyades «personas de los cielos» y la humanidad son sus descendientes.

Estas historias, tomadas muchas veces como simples leyendas mitológicas, se han visto cuestionadas una vez más, ya que el telescopio espacial Kepler detectó ciertas fluctuaciones en el  brillo de las estrellas de las Pléyades que podrían ser producidas por un planeta.

Seres llegados de las Pléyades

Si tomamos en cuenta que varias culturas ancestrales menciona a las Pléyades como el lugar de origen de sus creadores, estamos hablando de que los colonizadores provenían de estas estrellas.

De acuerdo a supuestos contactados e investigadores alternativos, de este cúmulo estelar provienen seres llamados pleyadianos, también son conocidos como extraterrestres nórdicos y tendrían mucho parecido físico a los humanos. Esta raza, presuntamente, ha llegado a ser uno de los aliados más activos de la humanidad.

Pleyadianos

En todo el mundo, con las grandes distancias existente entre las diferentes culturas mencionadas, podemos encontrar historias donde las Pléyades son el punto de origen de la humanidad ¿Podemos hablar de una simple casualidad o existe una verdadera razón para que nuestros ancestros hayan registrado esta constelación como nuestro punto de origen?

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Erick Sumoza

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *