Detectan un raro asteroide mientras se autodestruía


44 shares
El asteroide 6478 Gault mostrando dos colas de escombros estrechos, como cometas, que indican que el asteroide está experimentando lentamente la autodestrucción. Crédito: NASA, ESA, K. Meech y J. Kleyna (Universidad de Hawai), O. Hainaut (Observatorio Europeo del Sur)

Mientras estudiaban una curiosa roca espacial, un equipo de astrónomos observó que esta repentinamente comenzaba a mostrar dos extensas colas, parecida a la de los cometas. Se trata del Asteroide 6478 Gault, una enorme roca espacial de aproximadamente 3.7 kilómetros (2.3 millas) de diámetro.

El telescopio espacial Hubble de la NASA / ESA logró capturar el raro momento en que el asteroide empezó a romperse, dejando rastros de polvo brillante a su paso.

La roca espacial se encuentra en la región interior del cinturón de asteroides, a unos 214 millones de millas (344 millones de kilómetros) del Sol, entre las órbitas de Marte y Júpiter. Era un asteroide bastante común cuando se vio por primera vez en 1988, pero a principios de este año, los científicos descubrieron que tenía dos colas estrechas. Las colas indican que el material del objeto se está liberando en el espacio, experimentando lentamente la autodestrucción.

Torque de YORP

Recientemente 6478 Gault se convirtió en uno de los pocos asteroides observados que experimentan el torque de YORP, un proceso donde la luz solar calienta la superficie de un asteroide y libera radiación infrarroja. El calor y el impulso que luego se liberan causan una pequeña fuerza que hace girar el asteroide cada vez más rápido. Si la fuerza centrífuga supera la gravedad, el asteroide se vuelve inestable y los deslizamientos de tierra en el objeto que se desplaza por el espacio pueden liberar escombros al espacio como las colas que se ven en Gault.

El raro evento fue captado por primera vez por un sistema de alerta temprana en Hawai que está diseñado para proporcionar cierto grado de advertencia a los posibles impactadores de la Tierra.

Después de analizar los datos de archivo, el equipo encontró que la cola más grande del asteroide había sido documentada por primera vez en diciembre de 2018 por varios telescopios de todo el mundo. Observaciones de seguimiento realizadas por varios telescopios terrestres y modelos de polvo, que los científicos solían deducir que el asteroide está girando a intervalos de dos horas.

«Lo interesante de una rotación de dos horas es que es la velocidad a la que la fuerza centrífuga es capaz de equilibrar la gravedad, explicó Jan Kleyna, el autor principal del estudio. Nuestra hipótesis es que esto giró hasta que su fuerza se debilitó por la fuerza centrífuga, momento en el que el objeto experimenta estos deslizamientos de tierra que arrojan polvo al espacio».

Algo pequeño pudo ocasionar el estallido del asteroide

Los investigadores no están seguros de lo que desencadenó el estallido, pero creen que podría haber sido algo tan pequeño como un guijarro dado el hecho de que el asteroide aumenta la velocidad muy lentamente, al borde de la inestabilidad durante los últimos 10 millones de años.

Un análisis del entorno que rodea al asteroide por Hubble no reveló signos de escombros más distribuidos, lo que descarta la posibilidad de una colisión con otro asteroide haya sido la causa.

Lo que sí saben los astrónomos, es que las observaciones de fenómenos como el ocurrido a Gault ayudan a arrojar luz sobre la importancia de la ciencia espacial.

 

Las observaciones de la investigación han sido aceptadas para su publicación en Astrophysical Journal Letters.


Like it? Share with your friends!

44 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *