La NASA y la ESA planean impactar un asteroide y desviarlo


104 shares
Crédito: ESA

La NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) han aunado esfuerzos para llevar a cabo una Prueba de Redireccionamiento de Doble Asteroide (DART, por sus siglas en inglés), considerada como un test del sistema de defensa planetaria, prevista para el 2022, según un comunicado del sitio oficial de la ESA.

Se trata de un proyecto único que empleará la técnica de impacto cinético para intentar cambiar por primera vez la trayectoria de un asteroide hipotéticamente peligroso. El objetivo principal de la prueba es el llamado asteroide Didymos, situado a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra. Más concretamente su pequeña luna, Didymoon (en términos espaciales) de unos 150 metros de diámetro, un tamaño comparable a la Gran Pirámide de Guiza de Egipto.

«Comprenderemos mejor si esta técnica se puede usar incluso para asteroides más grandes, lo que nos dará la certeza de que podríamos proteger nuestro planeta si es necesario», comentó Michael Kuppers, uno de los científicos de la AEE involucrados en el proyecto.

El plan

En el marco de la misión, los científicos planean enviar al espacio una sonda espacial para que choque contra el asteroide y le haga cambiar su curso. La desviación del cuerpo celestre causado por el impacto del satélite será medida y analizada para evaluar si este método tiene algún potencial en el caso de que surja una amenaza real. En cuanto a Didymoon, fue elegido como objeto de pruebas precisamente por ser muy pequeño y no representar una gran amenaza.

Asteroides en comparación con Didymoon. Crédito: ESA

La nave espacial pesará 500 kilogramos (1,100 libras) y, si todo va bien, impactará a Didymoon a 6 kilómetros (3.7 millas) por segundo. Esto creará un cambio en la velocidad del pequeño satélite de 0,4 milímetros por segundo. Una pequeña fracción, quizás, pero lo suficientemente grande como para crear un cambio significativo. El equipo estima que esto llevará a un cambio de 10 minutos en la órbita lunar.

DART fue originalmente parte de una ambiciosa colaboración internacional llamada AIDA, la Evaluación de Impacto y Deflexión de Asteroides. El plan originalmente tenía dos naves espaciales, AIM y DART, con el rol de AIM para estudiar Dydimos, medir el impacto y analizar las consecuencias de la colisión. AIM llegó a su fin cuando la Agencia Espacial Europea retiró el apoyo debido a un choque en la financiación. La misión ha sido cambiada y ahora se llama Hera.

Animación de Hera inspeccionando asteroides. Crédito: ESA

Hera llevará a cabo la mayoría de las mismas observaciones, pero también será capaz de medir los efectos posteriores al impacto, mientras que las observaciones antes y durante las observaciones se realizarán con telescopios terrestres. Hera no viajará sola. Estará acompañado por dos CubeSats, nanosatélites más pequeños que una caja de cereal.

También puede interesarte: El metal del asteroide que mató a los dinosaurios puede destruir células cancerosas.

La junta de evaluación de la misión ha confirmado que los dos CubeSats se llaman Asteroid Prospection Explorer (o ‘APEX’), que estudiará la superficie de los asteroides, y Juventas, que medirá el campo de gravedad, la estructura interna e incluso aterrizarán en Didymoon.

 


Like it? Share with your friends!

104 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close