Científicos confirman el comienzo de un nuevo ciclo solar


Científicos confirman el comienzo de un nuevo ciclo solar
Diferencias entre un Sol activo durante el máximo solar (izquierda) y un Sol tranquilo durante el mínimo solar (derecha). Crédito: NASA/SDO

Científicos de la NASA han confirmado que inició un nuevo ciclo meteorológico solar.

Aproximadamente cada 11 años, nuestro Sol experimenta un ciclo regular de actividad, que se mide de mínimo a mínimo. Al exhibir violentas ráfagas de actividad magnética que gradualmente se apagan con el tiempo, los científicos rastrean constantemente el ciclo de actividad magnética del Sol, también conocido como el ciclo solar.

Expertos de la NASA y de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) confirmaron que hemos entrado en un nuevo ciclo, y que el mínimo solar ocurrió en diciembre de 2019, pero debido a que el nivel de actividad también cambia, se dificultan las predicciones y la confirmación de los mínimos y máximos del ciclo, por ello recién se anunció el cambio de ciclo.

Observaciones recopiladas por el Centro Mundial de Datos para el Índice de Manchas Solares y Observaciones Solares a Largo Plazo, ubicado en el Observatorio Real de Bélgica indican que esta nueva fase de actividad del Sol, llamada Ciclo solar 25, alcanzará su punto máximo en 2025, pero en general será un ciclo poco activo.

Ciclo solar
Crédito: NOAA / SWPC

El clima del sol, que sigue un ciclo de actividad de 11 años, es un fenómeno vital para predecir cómo impacta la vida en y alrededor de la Tierra, a veces con consecuencias devastadoras. El poderoso pico de esta actividad solar puede afectar a todo el sistema solar, incluida la electrónica de las naves espaciales.

Predicciones del nuevo ciclo solar

Durante los últimos dos siglos el ciclo solar ha sido bastante regular, experimentando una actividad tranquila y tormentosa. Sin embargo, ha habido excepciones a esta regla.

«Se espera que la actividad del Sol aumente hasta alcanzar el punto máximo, en julio de 2025. No está exento de riesgos», indicó Doug Biesecker, copresidente del panel y físico solar en el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC) de la NOAA.

«A medida que salimos del mínimo solar y nos acercamos al máximo del ciclo 25, es importante recordar que la actividad solar nunca se detiene; cambia de forma a medida que oscila el péndulo», explicó Lika Guhathakurta, científica solar de la División de Heliofísica en la sede de la NASA en Washington (EE.UU.).

Consecuencias del cambio de ciclo solar

La actividad del Sol da forma al clima espacial alrededor de nuestro planeta y la liberación de poderosas erupciones solares puede interrumpir los satélites de comunicación y causar estragos en las tecnologías de la Tierra.

Una fotografía publicada por la NASA, nos muestra como se puede ver que durante el máximo solar (izquierda), salpican manchas solares y «su campo magnético, que impulsa la actividad solar, está tenso y enredado» y, en contraste, durante el mínimo solar (derecha), las manchas solares son pocas y distantes, y «el campo magnético del Sol está ordenado y relajado».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🌞 It’s the circus of the Sun.⁣⁣ ⁣⁣ Today, scientists confirmed that a new solar cycle is underway, meaning that we expect solar activity start to ramp up over the next several years.⁣⁣ ⁣⁣ As this split image shows, our Sun goes through natural cycles. During solar maximum (left), it’s freckled with sunspots, and its magnetic field, which drives solar activity, is taut and tangled. During solar minimum (right), sunspots are few and far between, and the Sun’s magnetic field is ordered and relaxed.⁣⁣ ⁣⁣ Understanding the Sun’s behavior is an important part of life in our solar system. The Sun’s powerful outbursts can disturb the satellites and communications signals traveling around Earth, or one day, Artemis astronauts exploring distant worlds. NASA and National Oceanic and Atmospheric Administration (@noaa) scientists study the solar cycle so we can better predict solar activity.⁣⁣ ⁣ Credit: NASA/SDO⁣ ⁣⁣ #NASA #Sun #Heliophysics #Solar #Sunspots #SpaceWeather

Una publicación compartida por NASA (@nasa) el

El poderoso pico de esta actividad solar puede afectar a todo el sistema solar, incluida la electrónica de las naves espaciales que transportan astronautas, y que corren el riesgo de ser bombardeadas por radiación de partículas si no están suficientemente protegidas.

Comprender y predecir la actividad solar es ahora más importante que nunca, mientras los astronautas se preparan para misiones a la Luna, Marte y más allá.

En cuanto a la superficie terrestre, recordemos que está protegida por kilómetros de atmósfera, pero, es posible que vea un ligero aumento en la actividad de las auroras durante los máximos solares.

Aurora boreal
Crédito: Gardskaar Johansen/Unsplash

Por otro lado, una posible disminución de la actividad del Sol provocaría el aumento del número de rayos cósmicos galácticos que alcanzan la atmósfera superior de la Tierra.

Es importante recordar que la tormenta geomagnética más poderosa registrada es el Evento Carrington de 1859. Una erupción solar masiva que arrojó tantas partículas de alta energía hacia la Tierra que las luces del norte y del sur eran visibles desde los polos hasta los trópicos.

Estas partículas cargadas también fueron responsables de iniciar incendios en estaciones de telégrafo y de impactar a los operadores en los EE. UU. y Europa. Si sucediera hoy, las estimaciones sitúan el costo en algo del orden de billones de dólares solo para Estados Unidos.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

MÁS EN MYSTERY SCIENCE:

Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *