Captan por primera vez un inusual destello azul en la atmósfera de la Tierra


Captan por primera vez un inusual destello azul en la atmósfera de la Tierra
Un chorro azul visto desde la EEI. Crédito: Captura de pantalla / ESA

Un extraño avistamiento sorprendió a los astronautas en la Estación Espacial Internacional (EEI). Se trata de un brillante destello azul captado por primera vez en la atmósfera terrestre.

Se trata de un fenómeno atmosférico infrecuente denominado chorros azules; el cual pudo ser captado gracias a las cámaras y los fotómetros (aparatos de detección de luz) instalados en la EEI, que documentaron el suceso durante una tormenta sobre el Océano Pacífico, cerca de la isla de Nauru.

Este fenómeno puede ser difícil de detectar desde el suelo, ya que las descargas eléctricas surgen desde la parte superior de las nubes de tormenta. Sin embargo, puede ser visible desde el espacio.

Los chorros azules se disparan hacia arriba desde las nubes de tormenta hacia la estratosfera, alcanzando altitudes de hasta unos 50 kilómetros en menos de un segundo. Mientras que los rayos ordinarios excitan una mezcla de gases en la atmósfera inferior para que brillen en blanco, los chorros azules excitan principalmente el nitrógeno estratosférico para crear su característico tono azul, informa el portal Science News.

Los chorros de luz azul brillante estallaron a unos 16 kilómetros sobre el nivel del mar, cerca de la parte superior de la nube y tardaron 10 microsegundos en subir hasta 52 kilómetros de altitud.

Según explicaron los científicos es posible que los fenómenos de la atmósfera superior, como los chorros azules, puedan afectar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, ya que la capa de ozono se encuentra dentro de la estratosfera, donde ocurren.

Comprender los chorros azules y otros fenómenos de la atmósfera superior relacionados con las tormentas eléctricas, es importante porque estos eventos pueden afectar la forma en que las ondas de radio viajan a través del aire, potencialmente impactando las tecnologías de comunicación, pudiendo interferir en la radiocomunicación en la Tierra.

El hallazgo fue publicado en la revista científica Nature.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *