Misteriosa estrella vuelve a emitir radioondas tras una década de ‘silencio’


45 shares
Impresión Artística del Magnetar XTE J1810-197, que muestra las emisiones de radio y el campo magnético. Crédito: Wikimedia Commons/John Rowe Animación, CSIRO

Después de 10 años de ‘silencio’, la estrella XTE J1810–197, de tipo magnetar, volvió a emitir radioondas según reportó recientemente un equipo internacional de astrónomos.

Desde el 8 de diciembre del año pasado, un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester y Max-Planck-Institut fur Radioastronomie han estado monitoreando un nuevo flujo de emisiones de radio desde el objeto cósmico.

Los magnetares son un tipo de estrellas de neutrones, probablemente más misteriosas. Tienen la masa de varios soles, condensada en una esfera con diámetro de unas decenas de kilómetros.

Producen un campo magnético extremadamente fuerte, cerca de un cuatrillón de veces más intenso que el de nuestro planeta. Las causas de esto no se saben con certeza, pero se supone generalmente que es resultado de la rotación extremadamente rápida del cuerpo celeste.

Otra particularidad de los magnetares es la emisión de una radiación electromagnética que, según la explicación actual, es producto de «terremotos» en estos objetos extraordinariamente masivos, que arrastra su campo magnético a nuevas alineaciones.

Representación artística de un magnetar lanzando estallidos de energía. Crédito: Goddard Space Flight Center de la NASA / S. Wiessinger

Hasta ahora se han identificado 23 magnetares, una parte ínfima del conjunto de estrellas conocidas, de las cuales tan solo cuatro emiten pulsación radial.

Una de ellas es XTE J1810–197. Su emisión fue registrada por primera vez en 2004 y duró hasta 2008, cuando la estrella ‘se calló’. Desde entonces, los astrónomos empezaron a observarla, esperando nuevas señales.

Una emisión más estable

La nueva emisión, de aproximadamente 1,5 GHz y registrada desde el fin de 2018, es notablemente más estable que la de la década pasada.

Curiosamente, el perfil de este nuevo ritmo de ondas de radio muestra algunas diferencias bastante grandes desde que se notaron por primera vez hace tantos años.

Entre ellos hay pequeñas ondas de actividad en una escala de milisegundos que pueden ser causadas por pequeños escalofríos en la corteza de la estrella.

«Las variaciones de pulso observadas desde la fuente han sido hasta ahora significativamente menos drásticas, en escalas de tiempo de horas a meses, que las observadas en 2006», escriben los científicos.

Según el equipo, se necesitan más observaciones para saber si la emisión se detendrá.

También podría interesarte: Hallan un raro sistema de estrellas con un disco formador de planetas.

La investigación está actualmente disponible en el sitio de revisión previa, arxiv.org.


Like it? Share with your friends!

45 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *