Filipinas aprueba ley para que los estudiantes planten 10 árboles si quieren graduarse


Imagen referencial. Crédito: Rommel Diaz/Pixabay

La Cámara de Representantes de Filipinas aprobó un proyecto de ley innovador para abordar la dramática deforestación que ha tenido lugar en el país durante las últimas cuatro décadas.

Ahora, los estudiantes que se gradúan de la escuela primaria, secundaria o universidad tendrán que plantar al menos 10 árboles antes de graduarse.

La «Ley de legado de graduación por el medioambiente», o el Proyecto de Ley de la Cámara de Representantes 8728, fue redactada por el representante de la lista del Partido MAGDALO, Gary Alejano y el Representante del Distrito 2 de Cavite, Strike Revilla. Según lo informado por CNN Filipinas, el proyecto de ley fue aprobado después de su tercera y última lectura.

«Con más de 12 millones de estudiantes que se gradúan de la escuela primaria, casi 5 millones de estudiantes que se gradúan de la escuela secundaria y casi 500,000 que se gradúan de la universidad cada año; esta iniciativa, si se implementa correctamente, asegurará que se plantarán al menos 175 millones de árboles nuevos cada año», dijo en un comunicado el representante Alejano.

La iniciativa se llevará a cabo gracias a una colaboración entre los Departamentos de Educación, Agricultura, Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas.

Las agencias deberán ser responsables del establecimiento de viveros, producción de las semillas y la preparación, monitoreo y evaluación, además del soporte técnico y otros servicios. A su vez, tendrán que proveer la seguridad, el transporte, las precauciones frente a eventuales incendios y soporte médico para los estudiantes.

¿Dónde se llevará a cabo la reforestación?

Las agencias se encargarán de preparar los viveros, producir las plántulas y preparar los sitios. Los árboles se plantarán donde sea posible, desde áreas forestales y áreas protegidas hasta ciudades, reservas civiles y militares, e incluso sitios de minas inactivos y abandonados. Se plantarán preferentemente árboles nativos, y los nuevos retoños se adaptarán a la ubicación, el clima y la topografía de las áreas en las que se plantan.

También puede interesarte: Jóvenes plantaron 11.500 árboles para recuperar un bosque que se había incendiado en el 2015.

Los intereses privados y la falta de supervisión gubernamental han provocado una gran pérdida de bosques naturales. En 1900, 21 millones de hectáreas (29 millones de acres) del país (70%) estaban cubiertas de bosques. Para 1999, ese número se había desplomado a 5 millones de hectáreas (12 millones de acres) y ha seguido disminuyendo debido a la tala ilegal.

Si bien estos esfuerzos individuales son buenos, es importante tener en cuenta que la regulación gubernamental de las industrias que se benefician de la contaminación o la deforestación es una de las mejores maneras para abordar estos problemas.

Por otro lado, la siembra de nuevos árboles siempre es un esfuerzo que vale la pena, pero no hay que olvidar que los bosques antiguos tienen más valor en términos de biodiversidad y función ecológica, como la capacidad de los árboles más viejos para secuestrar más carbono que los árboles más nuevos. Ya que Filipinas está dando un paso adelante para abordar su problema de árboles, es un buen momento para mirar la problemática y posibles soluciones en nuestros propios países.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close