Encuentran la ‘Sala de la Esfinge’ de Nerón que estuvo oculta durante 2.000 años


La 'Sala de la Esfinge de Nerón' en Roma. Crédito:parcocolosseo.it

Un equipo de arqueólogos descubrió la ‘Sala de la Esfinge de Nerón’, un tesoro oculto en Roma —con más de 2.000 años de antigüedad—, y ubicado en el Parque Arqueológico del Coliseo.

Fue descubierta recientemente durante un proyecto de investigación donde se erigió el antiguo palacio del emperador Nerón. La famosa cúpula de placer de Neron, la Domus Aurea, solo puede apreciarse en su parte alta, dado que la inferior se encuentra enterrada por diversos sedimentos acumulados.

En su interior, se encontraron recuadros en rojo sobre un fondo blanco y figuras mitológicas pintadas con intensos colores. Una de ellas, representa un guerrero armado con espada y escudo, entre otras imágenes de la época.

'Sala de la Esfinge de Nerón'
‘Sala de la Esfinge de Nerón’. Crédito: parcocolosseo.it

Los dibujos, según los especialistas, coinciden con la decoración tradicional de aquel periodo en la que el emperador —uno de los más míticos de la Antigua Roma—, reinó hasta su muerte en el año 68 d.C.

La cámara está un poco mal por el desgaste, pero aún se pueden distinguir las pistas de un fresco vibrante que una vez estuvo aquí, incluyen pinturas de flora, criaturas acuáticas, guerreros, el dios Pan, centauros y una esfinge.

Pinturas de criaturas acuáticas, tanto mitológicas como reales. Crédito: Parque Arqueológico del Coliseo.

«La Sala de la Esfinge, como la hemos llamado, permaneció en la oscuridad durante casi veinte siglos y ahora nos habla sobre el espíritu del gobierno de Nerón», dijo Alfonsina Russo, Directora del Parque Arqueológico del Coliseo, en un comunicado de prensa.

Russo, celebró el nuevo descubrimiento y aseguró que servirá para «narrar la atmósfera de los primeros años del principado de Nerón».

Hace casi 2.000 años, Nerón hizo que se construyera este gran palacio en el corazón de la antigua Roma después del Gran Incendio de Roma en el año 64 d.C. (que se le acusó de haber iniciado) en la ciudad.

Una construcción extravagante

Incluso para los estándares de los antiguos emperadores, la Domus Aurea era excesiva. El palacio estaba lleno de habitaciones de mármol blanco pulido, obras de arte y una estatua de Nerón de 35,5 metros (116 pies) de altura. Por extraño que parezca, los arqueólogos creen que tenía más de 300 habitaciones, pero ninguna de ellas eran habitaciones para descanso, cocinas o baños, lo que sugiere que se trataba de un edificio exclusivo para fiestas decadentes y hacer alarde del poder del emperador.

«Nerón ofreció las mejores fiestas de todos los tiempos», dijo el profesor Andrew Wallace-Hadrill.

«Trescientos años después de su muerte, los tocados que llevan su cabeza todavía se entregaban a espectáculos públicos, un recuerdo del mejor showman de todos los tiempos», añadió.

El sátiro mítico. Crédito: Parque Arqueológico del Coliseo.

Algunos argumentan que la grandiosidad del palacio ha sido exagerada como una forma de deslegitimar a Nerón, pero no hay registros contemporáneos, por lo que todo lo que sabemos se basa en historiadores romanos que escribieron 50 años después de su reinado.

En cualquier caso, el palacio se destruyó rápidamente y se llenó de tierra después de la muerte de Nerón. Sus sucesores consideraron el lugar vergonzosamente extravagante. Solo se redescubrió de nuevo hacia fines del siglo XV después de que un joven, fortuitamente, se cayó en una hendidura en la colina.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close