El artefacto de aluminio de más de 20 mil años que desconcierta a los arqueólogos


El artefacto de aluminio de más de 20 mil años de antigüedad que desconcierta a los arqueólogos

Uno de los objetos más enigmáticos de la historia arqueológica fue encontrado en Rumanía; la cuña de Aiud, una extraña pieza de metal que sido catalogada como «De origen desconocido» y que ha generado muchas teorías.

Un grupo de trabajadores de una obra de construcción encontraron 3 misteriosos objetos a la orilla del río Mures, en la ciudad de Aiud, en 1973.

Los objetos se encontraban a 10 metros de profundidad, atascados en una especie de zanja de arena.

El examinarlos, se dieron cuentan que 2 se trataban de los fósiles de unos mastodontes. Sin embargo, el tercero era totalmente diferente; era de una pieza de aluminio fabricada artificialmente.

Esto, de inmediato, provocó  gran controversia entre los trabajadores ¿Cómo una pieza de metal se encontró en el mismo estrato que dos fósiles de animales extintos hace millones de años?

El misterioso objeto metálico encontrado junto a fósiles

Pieza de aluminio 20000 años
La pieza de aluminio tiene acabados demasiado elaborados que insinúan tecnología avanzada.

Después de su hallazgo, la pieza se retiró para ser examinada; esta medía 19.8 centímetros de largo, 12.1 centímetros de ancho y 7.1 centímetros de grosor. Además, se concluyó que fue hecha de aluminio

Las preguntas y la sorpresa inicial continuaban instalados en los investigadores, quienes fecharon los fósiles óseos con 2.5 millones de años. La pieza de aluminio era de, al menos, 250.000 años.

Aun así, el trabajo realizado en la pieza de metal era de alta tecnología; poseía concavidades afiladas y los bordes de la cuña estaban perfectamente trabajados.

Sin embargo, la perplejidad creció aún más después de realizar los exámenes químicos. En el laboratorio de Lausanne, Suiza, los científicos comprobaron que la pieza de Aiud fue fabricada con 12 metales diferentes.

Aproximadamente, su composición era del 89% aluminio. Pero también se encontró 6.2% de cobre, 2.84% de silicio, 1.81% de zinc, 0.41% de plomo, 0.33% de laguna, 0.2% de circonio, 0.11% de cadmio, 0.0024% de níquel, 0.0023% de cobalto, 0.0003% de bismuto, 0.0002% de plata y galio en pequeñas cantidades.

Los expertos aseguraron que, según los metales en su composición, parecía haber sido fabricado como parte de un sistema mecánico complejo.

Obviamente, la sorpresa fue mayúscula. El aluminio en estado puro, como el que posee la cuña de Aiud, no se encuentra en la naturaleza y la tecnología necesaria para conseguirlo apenas y fue posible en el siglo XIX.

La composición química e inusual estructura, sencillamente, no tenían sentido. A eso se le suman los detalles elaborados perfectamente, como los dos agujeros ovales perfectos.

Las teorías sobre la cuña de Aiud

Si la ciencia misma no tiene respuestas claras para este enigmático objeto, es normal que las teorías nazcan.

Una de las que más se ha propuesto es que la pieza forma parte de una herramienta actual, algo imposible por el estrato en el que se encontraba enterrada.

Sin embargo, científicos y expertos aeronáuticos han declarado que la cuña de Aiud parece ser una versión más pequeña del punto de apoyo de un módulo de exploración espacial.

Expertos aeronáuticos han sugerido que la Cuña de Aiud se parece a los puntos de apoyo del Módulo Lunar y a la pata de la Sonda Viking
Expertos aeronáuticos han sugerido que la Cuña de Aiud se parece a los puntos de apoyo del Módulo Lunar y a la pata de la Sonda Viking. Crédito: Dominio Público/Wikimedia Commons, NASA/Wikimedia Commons

Al hacer la comparación, podemos encontrar similitud con el punto de apoyo del Módulo Lunar y con la pata de la sonda Viking.

Esta versión, como era de esperarse, generó mucha polémica dentro de la comunidad científica; era extraño presenciar a expertos sugiriendo que la pieza podría pertenecer a una nave espacial que voló en la antigüedad.

Pero aún quedan muchas preguntas por responder; la antigüedad datada a través del examen de óxido y el estrato geológico en el que se encontró generan muchas contradicciones ¿Qué función podría tener una tecnología tan moderna en un pasado tan remoto?

La cuña de Aiud fue «donada» al Museo Nacional de Historia de Transilvania, en la ciudad de Cluj-Napoca, Rumanía. Ahí, fue encajonada y dejada en un almacén durante 20 años, hasta que miembros de la comunidad ufológica rumana la encontró en 1995.

Gracias a esto, el museo lo exhibió con un cartel que decía «Origen desconocido». Pero a los pocos años dejó de ser parte de la exhibición y permaneció escondida. Extrañamente, la cuña volvió a ser mostrada al público el 18 de enero del 2017.

Ufólogos reconocidos, como Erich von Däniken y Giorgio A. Tsoukalos, tuvieron la oportunidad de observar la Cuña de Aiud. Ambos declararon que la pieza era mucho más pesada de lo que esperaban y que, sencillamente, era imposible adjudicarla a la lógica arqueológica tradicional.

Obviamente, la misteriosa pieza de metal tiene muchos detractores que, escépticos, aseguran que es un engaño o que se trata de un objeto actual. Sin embargo, es difícil de creer que arqueólogos tradicionales se contradigan unos con otros, cuando son ellos los principales opositores de este tipo de teorías.

Referencias:

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.

 

También puede interesarte: Textos de más de 6.000 años mencionan naves interestelares que visitaron la Tierra.


¿Te gusta? ¡Compártelo con tus amigos!

Andrea González

Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *