Detectan una explosión magnética en la atmósfera de la Tierra


21 shares
La NASA detecta una explosión magnética en la atmósfera de la Tierra
Crédito: NASA/GSFC

Los científicos por primera vez han logrado observar «explosiones» magnéticas cerca de la Tierra.

La Misión Multiescala Magnetosférica (MMS, por sus siglas en inglés), un proyecto espacial formado por 4 satélites que fueron lanzados por la NASA en 2015, ha detectado una explosión magnética en la Tierra, lo que permitirá entender mejor el fenómeno de la reconexión magnética.

Un equipo de la Universidad de New Hampshire (UNH) describió que estos satélites de la NASA volaron a través de un evento de reconexión magnética durante unos segundos en múltiples ocasiones, proporcionando datos tentadores sobre la Tierra.

Este fue un evento notable», dijo Roy Torbert de la UNH en un comunicado. «Hace mucho que sabemos que ocurre en dos tipos de regímenes: asimétrico y simétrico, pero esta es la primera vez que vemos un proceso simétrico», añadió.

La reconexión magnética es el proceso mediante el cual las líneas del campo magnético esencialmente se «unen». En la órbita de la Tierra, esto ocurre cuando el viento solar interactúa con las líneas del campo magnético de la Tierra. El evento libera una gran cantidad de energía, y se piensa que es el impulsor de los procesos del clima espacial como nuestras auroras.

Detectan una explosión magnética en la atmósfera de la Tierra
Reconexión magnética en acción. Crédito: Michael Hesse/NASA Goddard/Joy Ng

Los satélites MMS se lanzaron en 2015 en una misión para aprender más sobre cómo funciona la reconexión magnética. En la primera mitad de la misión, estudiaron la reconexión en el lado hacia el Sol de la Tierra, donde el proceso ocurre de manera asimétrica y los electrones se alejan a velocidades supersónicas.

Ahora el primer evento simétrico ha sido visto. El 11 de julio de 2017, la nave espacial voló a través de una región de magnetotail de la Tierra donde sus líneas de campo magnético se unieron, expulsando electrones a 20,000 kilómetros (12,000 millas) por hora.

Se piensa que los eventos en el lado del Sol arrojan energía a la magnetosfera de la Tierra, mientras que los del lado nocturno descargan energía en nuestra atmósfera, que es la forma en que conducen las auroras. Esto también puede afectar a los satélites en órbita y sistemas de cuadrícula en el planeta.

También se piensa que otros eventos se deben a la reconexión, como las llamaradas solares. «Esto es importante porque cuanto más sepamos y comprendamos sobre estas reconexiones… más podremos prepararnos para los eventos extremos que son posibles de las reconexiones alrededor de la Tierra o en cualquier parte del Universo», agregó Torbert en la declaración.

La superficie de la Tierra se encuentra protegida de la lluvia constante de electrones y protones de alta velocidad que se desprenden del Sol por medio de «un paraguas magnético», cuyo «tejido se retuerce y ondula con energía a medida que arrastra las partículas a lo largo de los canales en bucle» y, finalmente, regresa al espacio, recuerda Science Alert. En caso de darse una gran acumulación de estas partículas ello podría «provocar un caos para las redes y sistemas eléctricos».

Y los últimos datos demuestran que, si bien estos eventos son pequeños, son lo suficientemente potentes como para enviar partículas a nuestra atmósfera. Así que la próxima vez que veas una aurora, recuerda que probablemente fue provocada por un extraño evento magnético en la cola magnética de la Tierra.

También puede interesarte: Rusia está desarrollando un cohete nuclear para llegar a Marte en solo unos meses.

El estudio ha sido publicado en la revista Science.


Like it? Share with your friends!

21 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *