Científicos revelan qué ocurre en el cerebro justo antes de morir


Científicos revelan que ocurre en el cerebro justo antes de morir

Un equipo internacional de científicos analizó las ondas cerebrales de una persona moribunda, lo cual podría haber resuelto una de las principales incógnitas de la vida y la muerte.

Durante siglos, tanto científicos como las personas en general se han sentido intrigados por lo que sucede cuando morimos. Muchos han contado historias sobre cómo una experiencia cercana a la muerte puede hacer que su vida pase ante sus ojos.

Ahora, un equipo investigadores que estudió las grabaciones de ondas cerebrales de un paciente moribundo ha descubierto evidencia científica de que estas experiencias podrían ser reales.

Un hallazgo inesperado

La investigación se desarrolló de manera inesperada, cuando el equipo del doctor Raúl Vicente, en Vancouver, Canadá, monitoreaba con electroencefalografía continua a un paciente de 87 años que desarrolló un cuadro de epilepsia, con el propósito de detectar y estudiar sus convulsiones. Durante el proceso, el paciente sufrió un ataque al corazón y falleció.

Esta muerte inesperada les dio a los científicos la oportunidad de hacer algo que nunca antes se había hecho: monitorear por primera vez en tiempo real la actividad de un cerebro humano moribundo.

Los doctores midieron 900 segundos de actividad cerebral alrededor del momento de la muerte y establecieron un enfoque específico para investigar qué sucedió en los 30 segundos antes y después de que el corazón dejara de latir.

«Esta es la primera vez que estamos haciendo esto. Entonces, lo que sabíamos antes eran estas experiencias que la gente nos cuenta sobre la muerte cercana, pero nadie sabía lo que haría el cerebro», explicó el Dr. Ajmal Zemmar, coautor de la investigación y neurocirujano de la Universidad de Louisville (EE.UU.).

Últimos pensamientos

La grabación permitió identificar patrones rítmicos de las ondas cerebrales del paciente en el umbral de la muerte, muy similares a los que se registran durante el sueño, la meditación o al momento de recordar. Según Zemmar, esto implica que cuando las personas mueren, sus últimos pensamientos son una repetición de los acontecimientos de sus vidas.

Los científicos especulan que la persona moribunda de 87 años pudo tener un «último recuerdo de la vida».

El estudio desafía una gran cantidad de nociones preconcebidas sobre nuestros últimos momentos en la Tierra. Pone en duda la definición médicamente aceptada de la muerte como el cese de los latidos del corazón.

Cerebro activo hasta el final

Según los resultados de la investigación, el cerebro humano no solo es capaz de permanecer activo y en perfecta coordinación antes, durante, e incluso después del cese del flujo sanguíneo que irriga al órgano, sino que además podría estar programado para realizar este proceso.

«Justo antes y después de que el corazón dejara de funcionar, vimos cambios en una banda específica de oscilaciones neuronales, las llamadas oscilaciones gamma, pero también en otras, como las oscilaciones delta, theta, alfa y beta», detalló Zemmar.

Las ondas cerebrales, o más precisamente oscilaciones cerebrales, representan patrones rítmicos de actividad cerebral, que pueden identificarse en distintos tipos, como el gamma, involucrado en las funciones cognitivas como el sueño, la meditación, la concentración, la memoria o los flashbacks de la memoria, entre otros.

«A través de la generación de oscilaciones implicadas en la recuperación de la memoria, el cerebro podría estar reproduciendo un último recuerdo de los acontecimientos importantes de la vida justo antes de morir, similar a los reportados en las experiencias cercanas a la muerte», comentó Zemmar.

Esta es la primera vez que se miden las oscilaciones cerebrales durante la muerte de un ser humano, sin embargo, este tipo de actividad ya había sido documentada previamente en ratas de laboratorio, lo que sugiere que podría tratarse de una respuesta biológica presente en los mamíferos y tal vez en otras especies.

También puede interesarte: La muerte no existe, según teoría científica basada en la física cuántica.

Algo que podemos aprender de esta investigación es que, aunque nuestros seres queridos tengan los ojos cerrados y estén listos para irse descansar, sus cerebros pueden estar reproduciendo algunos de los momentos más agradables que experimentaron en sus vidas», concluyó Zemmar.

El estudio fue publicado en Frontiers in Aging Neuroscience.

Fuente: Live Science.

 

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Te recomendamos leer:


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.