Descubren qué chocó y explotó contra Júpiter el mes pasado


Descubren qué chocó y explotó contra Júpiter el mes pasado
Crédito: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS / ChappelAstro/Twitter

En agosto de 2019, un astrofotógrafo llamado Ethan Chappel captó un impacto ocurrido en Júpiter. Los astrónomos ahora han analizado los datos registrados por Chapel para revelar detalles sobre el evento de impacto.

Un equipo internacional de astrónomos ha logrado determinar el tipo y las dimensiones del cuerpo celeste que se estrelló en la superficie de Júpiter el pasado 7 de agosto y que pudo verse como un punto blanco. Según el análisis, fue causado por un meteorito formado por hierro y composición rocosa.

 

Las imágenes fueron capturadas usando un telescopio Celestron C8 EdgeHD, una cámara ZWO ASI290MM y un Astro-Physics Advanced Convertible Barlow que luego se combinaron para hacer una animación. El destello creado por el impacto del bólido duró aproximadamente 1,5 segundos y solo fue presenciado por Chapel.

 

Chapel, quien reside en Texas (EEUU) declaró a ScienceAlert, que estaba observando la lluvia de meteoros Perseidas y no fue testigo directo del destello. El astrónomo aficionado no lo notó hasta que vio que los datos se registraban utilizando un software de código abierto llamado DeTeCt.

Analizando los datos

Desde el descubrimiento, Ramanakumar Sankar y Csaba Palotai del Instituto de Tecnología de Florida (FIT) analizaron los datos y encontraron detalles sobre el asteroide. Se estima que la energía liberada equivalió a una explosión de 240 kilotones de TNT, aproximadamente la mitad de la energía emitida tras el impacto de un meteorito en la ciudad rusa de Cheliábinsk en 2013.

 

Por la cantidad de energía liberada en el flash, midieron que el cuerpo tenía alrededor de 12 a 16 metros de diámetro y un peso aproximado de 450 toneladas.

El objeto se desintegró en la atmósfera superior del planeta, a unos 80 kilómetros de altura sobre las nubes. La curva de luz grabada por Chappel sugiere que la densidad era típica de meteoros rocosos con hierro, por lo cual más bien se trató de un pequeño asteroide y no de un cometa.

Su destello en Júpiter duró cerca de 1,5 segundos y en su pico fue igual de brillante que la luna Ío del planeta. Chappel, sin saberlo, resultó ser el único testigo de la colisión y continuó sus observaciones por media hora más.

 

Las colisiones de asteroides en Júpiter no son una excepción. Debido al tamaño colosal del planeta, los astrónomos creen que recibe entre 20 y 60 impactos al año. Sin embargo, como está tan lejos de la Tierra, a 700 millones de kilómetros de distancia, se hace difícil detectarlos desde nuestro planeta y registrarlos. Cuando se logra, los astrónomos calculan, en función de la distancia entre los dos planetas, la energía que se necesitaría para hacer visible la colisión.

También puede interesarte: Estudio resuelve el misterio de por qué Jupiter tiene franjas de colores.

Al usar DeTeCt, los astrónomos aficionados pueden registrar eventos tan impactantes en Júpiter y Saturno que pueden ser beneficiosos, como se ve en el caso de Ethan Chapel, quien fue la única persona que presenció el evento.

 

Los resultados fueron presentados en una reunión del Congreso de la Sociedad Planetaria Europea en Ginebra.

 

Una publicación de Mystery Science – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *