Descubren la causa de las «sacudidas» geomagnéticas, anomalías del campo magnético terrestre


Crédito: earth.com

Científicos explican la causa de estas impredecibles y anómalas «sacudidas» geomagnéticas, surgidas del núcleo de la Tierra, del movimiento del hierro fundido.

Estas sacudidas geomagnéticas son raras y sólo se han identificado cuatro de una forma clara: en 1969, 1978, 1991 y 1999. Son unas turbulencias repentinas en el campo magnético terrestre. Su causa ha sido un misterio, pero, según investigadores de un centro científico de Francia, el origen estaría en el caótico movimiento del magma metálico que se encuentra en el núcleo externo de la Tierra, a 3.000 kilómetros bajo la superficie.

En geofísica, estas sacudidas geomagnéticas se llaman impulsos de variación secular geomagnética, variaciones del campo magnético terrestre o alteraciones repentinas. Se conocen más que todo como «jerks» geomagnéticos (sacudidas, en inglés). Son anomalías impredecibles, pero parece que se han estado generando en intervalos de diez años (de una forma global). También se han detectado en partes separadas del mundo (en 1986, 2003 y 2014).

Mapa de la intensidad del campo geomagnético en 2015. Crédito: Dominio público.

El nuevo estudio, publicado el 22 de abril de 2019, fue realizado por Julien Aubert, del Centro Nacional para la Investigación Científica (Francia), junto con un colega de la Universidad Técnica de Dinamarca. Ellos desarrollaron una simulación de computadora que usó 4 millones de horas de cálculos, con el fin de retratar la física del núcleo de la Tierra.

Sacudidas geomagnéticas generadas por el magma interior

Las 4 millones de horas de cálculos se realizaron con ayuda de supercomputadoras. La simulación recrea las condiciones físicas del núcleo externo líquido (magma), y sus cambios experimentados durante varias décadas. Esta simulación se alineó con los jerks geomagnéticos documentados.

En la simulación se observaron tambaleos del campo magnético terrestre que parecen haberse originado del movimiento del hierro y níquel derretido del núcleo. Esas masas metálicas generaban ondas muy potentes mientras se dirigían al exterior del núcleo de la Tierra. Ya que el campo magnético terrestre es manejado por la dinámica de este magma, es obvio que esas fuertes ondas pueden perturbarlo.

Estructura del interior de la Tierra. Crédito: Kelvinsong / Wikimedia commons.

El investigador dijo en el estudio:

[Las sacudidas] representan un obstáculo importante para la predicción del comportamiento del campo geomagnético en los próximos años o décadas (…) La capacidad de reproducir los «jerks» numéricamente ofrece una nueva forma de probar las propiedades físicas del interior profundo de la Tierra».

Según la Agencia Espacial Nacional de Sudáfrica (SANSA), en esta década de los 2010 se han observado bastantes de estos jerks en varias partes del mundo y que se extendieron en el año 2014.

Núcleo de la Tierra y el campo geomagnético. Crédito: ESA/AOES Medialab.

Conocer el origen de las sacudidas geomagnéticas (y poder predecirlas) ayudará mucho para detectar futuras afectaciones del campo magnético terrestre. En un estudio de 2013 se reveló que estas anomalías pueden alterar un poco la rotación de la Tierra (y la duración de los días).

El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.

 

Referencias: Phys.org / LiveScience.

Una publicación de MysteryScience.net – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

Erick Nielssen
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close