Cráneo alargado de hace 2.000 años hallado con una placa de metal implantada

Una de las cirugías más avanzadas de la historia humana ocurrió en territorio peruano hace mucho tiempo atrás. Así lo demuestra el hallazgo de un cráneo alargado de 2 mil años de antigüedad, que tenía una placa de metal implantada. Se trata de un procedimiento quirúrgico notable, realizado en una época distante.

Según el Museum of Osteology en Oklahoma, el cráneo, que hace parte de su colección, es el de un hombre que resultó herido durante la batalla antes de someterse a algunas de las primeras formas de cirugía para implantar una pieza de metal en su cabeza para reparar la fractura.

Pero es una clara demostración del avance, o desarrollo que gozaban muchas de las civilizaciones antiguas que dominaban amplios territorios mesoamericanos. Por eso no es de extrañar que existan tantos relatos que pongan de manifiesto la supremacía de estos pueblos en detrimento de otros.

De allí lo interesante de repasar los detalles de cómo el cráneo de 2 mil años de antigüedad de un guerrero peruano terminó con un implante de metal. Porque llama la atención que -según el informe de los investigadores- el paciente sobrevivió a la cirugía, aunque en ese entonces no existía la anestesia que conocemos hoy día.

Cirugía antigua avanzada en cráneo de hace 2 mil años

El implante metálico visto en primer plano.  Crédito: Museum of Osteology.

Todo parece indicar que el guerrero peruano fue herido en el campo de batalla, un fuerte impacto le produjo una fractura de cráneo. Por este motivo al hombre lo sometieron a una forma de cirugía muy avanzada para su tiempo, la cual consistía en implantar una placa de metal en su cabeza y así corregir la lesión.

En opinión de los expertos que han analizado el cráneo de 2 mil años de antigüedad, la operación fue todo un éxito y el guerrero vivió después de ella. Ésta afirmación se basa en la fusión que se observa entre el hueso roto y la placa de metal implantada.

La existencia del cráneo en sí, es una prueba contundente que demuestra la capacidad que tenían los pueblos antiguos para efectuar procedimientos quirúrgicos avanzados. Por otro lado, la deformación que presenta es un claro ejemplo de una modificación corporal típica de algunas tribus peruanas.

Cráneos alargados: práctica común en Perú

Según los registros de la historia peruana relacionada con los pueblos antiguos, era muy común alargar el cráneo en ciertos grupos de personas. Generalmente lo hacían aplicando fuerza, atando la cabeza con tela y poniéndola en medio de dos piezas de madera.

Durante el proceso, los miembros de la tribu escogían a los niños para alargar intencionalmente sus cráneos por periodos que duraban largo tiempo. Hasta ahora se han documentado varias razones para que las antiguas civilizaciones peruanas llevaran a cabo éste procedimiento.

Una de ellas señala que, los seleccionados para el alargamiento craneal voluntario, pasaban a formar parte de las élites de la sociedad. Llegando a ocupar puestos de importancia política, o como líderes religiosos y espirituales de la tribu.

Representación artística de cómo pudo haberse visto el antiguo guerrero. Crédito: Marcell Nyffenegger.

En diferentes excavaciones arqueológicas en Perú se han encontrado cráneos de hombres y mujeres que pasaron por tal deformación.

Con relación al método de alargar cráneos, un estudio reciente menciona que, distintas culturas alrededor del mundo lo han practicado desde hace miles de años, entre ellos se cuentan los mayas y también los hunos, Para éstas culturas significaba un símbolo de prestigio, un status privilegiado.

¡Un tratamiento para salvar vidas!

Los antiguos pobladores peruanos, comprendieron que la perforación craneal era un tratamiento que podría salvar vidas. La evidencia encontrada en el cráneo alargado de 2 mil años de antigüedad así lo comprueba, y echa por tierra la creencia de que fue realizada con otro fin.

El cráneo en cuestión es un ejemplo de un cráneo alargado peruano, donde se deformaban intencionalmente los cráneos. Crédito: Museum of Osteology.

En el caso particular del guerrero peruano, la cirugía se realizó para corregir una fractura y no como un simple ritual que buscaba incrementar el rasgo de la conciencia. Algo que también se hacía con relativa frecuencia en los pueblos antiguos del Perú, según lo explicado por John Verano, un reconocido antropólogo físico de la Universidad de Tulane.

Al parecer, en aquel tiempo, este tipo de lesión era común, debido al uso de proyectiles como hondas durante la batalla.

Según un portavoz del museo aún no se ha determinado qué metal se utilizó.

«Tradicionalmente, se usaba plata y oro para este tipo de procedimientos».

Sorprende el hecho de saber que el paciente pudiera sobrevivir a la cirugía, pues durante aquella época los médicos no contaban con los métodos y materiales quirúrgicos tan sofisticados como los de ahora.

También puede interesarte: La mujer con cráneo alargado que gobernó una civilización hace 3.000 años.

De acuerdo con una investigación reciente sobre estos procedimientos, se determinó que, los cirujanos raspaban el cráneo haciendo un hueco al humano vivo, sin técnicas estériles ni anestesia. Pero más allá de considerarlo un acto inhumano o bárbaro, es una muestra del avance en el campo de la ciencia que tenían las sociedades antiguas.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

 

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Total
34
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados