Científicos detectan aumento de reacciones nucleares en las ruinas de Chernóbil


Científicos detectan aumento de reacciones nucleares en las ruinas de Chernóbil
Crédito: Sputnik

Científicos ucranianos descubrieron el aumento en las reacciones de fisión en las ruinas de la central nuclear de Chernóbil, lo que genera preocupaciones de que pueda producirse una nueva explosión en el sitio.

35 años después del peor accidente nuclear de la historia, científicos ucranianos del Instituto para Problemas de Seguridad de las Plantas de Energía Nuclear (ISPNPP) detectaron un número inusualmente alto de neutrones que emanan de dentro de una cámara inaccesible en las ruinas del complejo de la central nuclear, lo que sugiere que una reacción de fisión ha comenzado a ocurrir, informa Science Magazine.

Los neutrones son partículas en un átomo y son una señal de fisión: la división de un núcleo atómico que resulta en la liberación de grandes cantidades de energía.

Se sospecha que una de las cámaras, llamada sala subreactor 305/2, alberga cantidades masivas del material radiactivo compuesto, pero nada, ni humanos ni robots, se ha acercado de manera segura desde el desastre histórico mundial.

El pico en las emisiones de neutrones de la sala 305/2 ha aumentado aproximadamente un 40% desde principios de 2016. Este aumento apunta a una reacción de fisión nuclear, razón por la cual los investigadores están tratando de evaluar si el aumento desaparecerá, como otros picos en diferentes áreas de las instalaciones de Chernóbil.

central nuclear de Chernóbil.
Central nuclear de Chernóbil.

Causa desconocida y posibles soluciones

La causa de la reacción no se comprende completamente, pero plantea algunas posibilidades bastante preocupantes. Según el portal Science, los datos de ISPNPP sugieren que el secado del combustible de alguna manera hace que los neutrones sean más propensos a golpear y dividir cualquier núcleo de uranio, en lugar de menos.

Científicos independientes, como Neil Hyatt, profesor de química de materiales nucleares en la Universidad de Sheffield y miembro del Comité de Gestión de Residuos Radiactivos del Reino Unido, también han confirmado que esta es una posibilidad, aunque no segura.

Ahora viene la cuestión de cómo abordar este problema. Un plan es usar un robot resistente a la radiación especialmente desarrollado para perforar agujeros en la pendiente radiactiva endurecida e insertar barras de boro, que actúan efectivamente como una barra de control en un reactor y reducen la cantidad de neutrones.

Es posible que se requiera que los científicos intervengan en la cámara, a la que no se ha ingresado desde el desastre, para evitar potencialmente otra explosión.

Cuando ocurrió el desastre nuclear el 26 de abril de 1986, gran parte del contenido del núcleo del reactor de la Unidad Cuatro se derritió en un calor intenso y abrasador, lo que provocó que unas 170 toneladas de uranio irradiado inundaran las salas del sótano de la sala del reactor, donde finalmente se enfrió y endureció como lava coagulada.

Los expertos están evaluando el problema para asegurarse de que la reacción se estabilice, ya que podría conducir a una reacción nuclear descontrolada, lo que sería profundamente preocupante.

También puede interesarte: Japón anuncia que arrojará agua contaminada de Fukushima al mar.

Por el momento, están usando sensores para rastrear un aumento en la cantidad de neutrones en la cámara, pero están aumentando lentamente, lo que sugiere que todavía quedan algunos años para descubrir cómo sofocar la amenaza, según informa la revista Science.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *