Científicos buscan revivir al mamut lanudo


Crédito: icarono/Deviantart

Un equipo de científicos japoneses han logrado un «paso significativo» hacia la extinción del mamut lanudo.

En 2010, la médula ósea y el tejido muscular se recuperaron de los restos de una hembra mamut joven de 28,140 años de antigüedad que se encuentran en un estado notable de preservación en el permafrost siberiano.

Desde entonces, los científicos han estado tratando de usar estas muestras para lograr la tarea aparentemente imposible de recuperar, por primera vez, una especie que se extinguió hace miles de años.

La investigación

Como primer paso, el equipo, de la Universidad de Kindai en Osaka, confirmó la autenticidad de las muestras de tejido extraídas de Yuka, -el ejemplar hallado en el 2010-, mediante técnicas de secuenciación de todo el genoma.

Luego, los científicos inyectaron núcleos celulares del tejido muscular del mamut lanudo extinto en huevos de células de ratón, lo que dio como resultado signos de actividades biológicas.

Algunas de estas células germinales recompusieron su estructura e incorporaron las proteínas básicas (histonas), pero la activación completa para la posterior división no fue confirmada. Los grados de daño en el ADN, que variaban entre los núcleos, eran comparables con los que experimentan los espermatozoides de ratón al ser congelados y descongelados sucesivamente, y se redujeron en algunos ovocitos reconstruidos.

Los genetistas eligieron los núcleos celulares del Mamut Yuka, hallado en el 2010. Crédito: Universidad de Kindai

La actividad biológica detectada en los huevos de células de ratón incluía un tipo de formación estructural que precede a la división celular.

El coautor del estudio, Kei Miyamoto, describió el avance como un «paso significativo para que los mamuts regresen de entre los muertos», pero señaló que aún había «un largo camino por recorrer».

El equipo de investigadores japoneses también está colaborando con científicos rusos que intentan clonar el mamut lanudo extinto utilizando una técnica conocida como transferencia nuclear de células somáticas.

Según los investigadores, su trabajo proporciona una plataforma para hacer volver a la vida los núcleos de animales extintos.

La mayoría de los mamuts vagaron por el planeta por última vez durante la última Edad de Hielo, antes de extinguirse ante el aumento de las temperaturas, la evolución de los suministros de alimentos y la caza humana.

El estudio ha sido publicado por la revista en línea Scientific Reports de Nature.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close