Astrología y Ciencia: principios de astrología con validez científica


27 shares
Astrología y Ciencia: principios de astrología con validez científica

Estudios de astrofísica y biología hablan de la influencia de los astros en el desarrollo del cerebro humano durante la gestación y el nacimiento.

Existe cierto grado de similitud entre la astrología y la ciencia. La astrología habla de las posiciones de los astros que afectan nuestra personalidad desde el nacimiento. Diversos estudios científicos han llegado a la misma conclusión: el Sol, la Luna y los planetas influirían en el desarrollo del cerebro. Todo se resumiría en los efectos de la luz del Sol y la Luna, además de la atracción gravitacional. También existirían efectos de los campos magnéticos de la Luna, el Sol y los planetas, que tendrían repercusiones en nuestro cerebro y sistema nervioso.

En un estudio realizado por la Universidad de Vanderbilt, en EE. UU, se concluyó que las estaciones del año tienen un efecto considerable en los relojes biológicos de los seres humanos (en todos los mamíferos). Estas variaciones estacionales de los ciclos del día y la noche, podrían tener incluso una influencia en la personalidad desde el período de gestación (y durante el nacimiento e infancia).

El reloj biológico maneja el ritmo circadiano, que es el ritmo de 24 horas, desarrollado por los seres vivos para adaptarse a los ciclos de luz solar. El ritmo circadiano, por ejemplo, maneja nuestra hora de dormir y despertar. También influye en nuestra conducta y estado de ánimo, debido a hormonas como la melatonina.

Ilustración del ritmo circadiano del ser humano.
Ilustración del ritmo circadiano del ser humano. Crédito: Lamiot/Wikimedia Commons.

Ciclos de luz del Sol generan cambios en el cerebro

En el experimento de la Universidad de Vanderbilt, los ratones nacidos en invierno mostraron una respuesta un poco extrema al cambio de estación (verano). Los científicos consideraron que los síntomas eran parecidos al denominado «Trastorno afectivo estacional», un tipo de depresión ocasionada por los cambios de estaciones.

El Profesor de Ciencias Biológicas e investigador líder del estudio, Douglas McMahon, dijo en el artículo:

«Sabemos que el reloj biológico regula el estado de ánimo en los humanos. Si un mecanismo de impronta genética similar al encontrado en ratones, opera en los humanos, entonces no podría solamente tener un efecto sobre un número de desordenes de la conducta [humana] sino también tener un efecto más general sobre la personalidad».

Esto significa que el nivel de radiación lumínica del Sol genera cambios en la mente, en el cerebro, durante el período de gestación y el nacimiento. McMahon comparó este descubrimiento con el principio de la astrología que dice que la posición de los astros en el cielo, al momento de nacer, influye en la personalidad. El científico lo llama «biología estacional».

Campos magnéticos del Sol y planetas y la gravedad de la Luna

Otro estudio científico se puede encontrar en el libro La Prueba Cientifica de la Astrología, escrito por el astrónomo Percy Seymour (miembro de la Real Sociedad Astronómica). Según Seymour, el movimiento del Sol, la Luna y los planetas afecta el campo magnético de la Tierra. Toda esta dinámica de campos magnéticos influyen en el cerebro de los fetos en desarrollo, durante el embarazo. Es bien sabido que el cerebro y el sistema nervioso producen su propio campo electromagnético (o pequeños campos electromagnéticos en células nerviosas), así que su efecto en el cerebro es evidente.

Ejemplo del campo magnético masivo de Júpiter.
Ejemplo de un campo magnético planetario en el Sistema Solar: ilustración del campo magnético masivo de Júpiter. Crédito: Volcanopele/Wikimedia Commons.

La Luna por supuesto sería el segundo astro más influyente, principalmente en su período de luna llena y también debido a la atracción gravitacional. Un estudio de la Academia de Ciencias de Polonia, concluyó que la Luna sí es capaz de afectar la mente. Esto se debe a que la liberación de neurohormonas podría desencadenarse por la radiación electromagnética y/o la atracción gravitacional de la Luna. El estudio también menciona diversas pruebas anecdóticas del aumento en la tasa de crimenes ¡durante la Luna llena!.

 

Los estudios científicos han sido publicados en: 1) Revista Nature Neuroscience (se puede leer en la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU); 2) Revista Advances in Hygiene and Experimental Medicine (se puede leer en la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU).

 

Referencias:  Biblioteca Pléyades / Near Death.


Like it? Share with your friends!

27 shares
Erick Nielssen
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *