Antropólogos dicen que el homínido que vivió hace 2 millones de años no fue nuestro ancestro


Fósiles de Australopithecus afarensis. Crédito: Matt Wood, U. Chicago

Un estudio reciente de investigadores de la Universidad de Chicago (EE.UU.), considera que el Australopithecus sediba pertenecería a una rama lateral de evolución.

El Australopithecus sediba, considerado por algunos antropólogos como el ancestro de la humanidad, apareció más probablemente cuando ya existían otras especies del género Homo, sostiene un estudio de Andrew Du y Zeresenay Alemseged, investigadores de la Universidad de Chicago (EE.UU.), dado que los únicos fósiles de Australopithecus sediba son 800,000 años más jóvenes que el espécimen Homo más antiguo.

Según una versión ampliamente compartida, el A. sediba, cuyos restos fósiles más antiguos se remontan a cerca de 1,98 millones de años, marcaría el tránsito de un género a otro, al combinar los rasgos de australopitecos y humanos a la vez.

La tesis no fue refutada ni aun después del hallazgo, en 2015, de una mandíbula de entre 2,75 y 2,8 millones de años y obviamente perteneciente a un individuo del género Homo: dada la escasez de muestras, se suponía que los vestigios de A. sediba anteriores a los huesos de ese «Homo más temprano» (que por ahora no tiene nombre) estaban por ser encontrados.

No obstante, los cálculos de los citados científicos estadounidenses muestran una probabilidad casi nula —tan solo un 0,09 %— para la eventual convivencia de las dos especies. La estimación resulta del hecho de que el tiempo promedio de existencia de las especies de simios no supera un millón de años.

Australopithecus sediba (centro) tiene una combinación única de rasgos anatómicos que ha llevado a debatir sobre su lugar apropiado en el árbol genealógico del homínino. A modo de comparación: un humano moderno de cuerpo pequeño (izquierda) y un chimpancé macho (derecha). Crédito: Lee R. Berger / Universidad de Witwatersrand

Por ende, el ancestro más probable de los humanos es el A. afarensis, primate que precedió al Homo más temprano y compartía con él algunos rasgos morfológicos, concluyen los investigadores.

«No tenía ninguna duda, ni tampoco muchos otros colegas en nuestro campo, de que el A. sediba no podía haber sido el antepasado del Homo, no solo porque el representante más antiguo conocido del Homo es 800.000 años mayor, sino también porque el A. sediba no tiene todas las características morfológicas que uno esperaría ver desde el primer Homo», cita Gizmodo un correo electrónico de Yohannes Haile-Selassie, del Museo de la Historia Natural de Cleveland (EE.UU.), que no colaboró en el estudio. Sin embargo, precisa que aunque el A. afarensis es el ancestro más probable del género Homo, eventualmente podría aparecer un candidato mejor.

«Es improbable que ‘Australopithecus sediba‘ sea ancestro humano directo», dijo.

La investigación concluye que ‘Australopithecus afarensis‘, del famoso esqueleto «Lucy», sigue siendo el ancestro más probable del género ‘Homo’.

‘Lucy’, representante de la especie A. afarensis.

El estudio ha sido publicado en la revista Science Advances.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *