Alerta por la enfermedad del ‘ciervo zombie’ que podría propagarse a los humanos


531 shares

En 24 estados de EE.UU. y dos provincias de Canadá se han reportado casos de la llamada «enfermedad del ciervo zombie» en ciervos, alces y uapitíes silvestres, según una nueva advertencia del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Esta mortal afección neurológica es conocida como caquexia crónica (CWD).

Según The New York Post, este trastorno provoca una fuerte pérdida de peso en los animales y los hace caminar en patrones repetitivos, así como perder el miedo a los humanos.

Identificada por primera vez a finales de la década de 1960 en un ciervo en Colorado, la caquexia crónica ha estado propagándose lentamente a otros lugares, y para enero de 2019 ya ha sido registrada en 251 condados de 24 estados de EE.UU. El CDC señala que también hay casos registrados en Noruega, Finlandia y Corea del Sur.

Pese a que la enfermedad aún no ha sido reportada en humanos, algunos especialistas han expresado su preocupación de que este mal pueda afectarlos. Así, expertos de la Universidad de Minnesota sostienen que la CWD debería tratarse como un problema de salud pública.

«Es probable que en los próximos años se documenten casos de humanos con caquexia crónica, asociados al consumo de carne contaminada». «Es posible que la cantidad de casos humanos sea sustancial y no se trate de eventos aislados», opinó Michael Osterholm, especialista de dicha entidad.

El experto comparó la caquexia crónica con la encefalopatía espongiforme bovina (o enfermedad de las vacas locas), señalando que durante un tiempo los expertos no creían que pudiera extenderse a los humanos.

Transmisión

Se cree que la CWD no es causada por una bacteria, virus, parásito u hongos. En su lugar, parece ser que se transmite a través de proteínas llamadas priones, presentes en los fluidos corporales, como las heces, la saliva, la sangre o la orina, y que pueden permanecer en el ambiente por mucho tiempo. Una vez que se forma un prión, pueden «convertir» más de la proteína normal en su forma anormal, desencadenando una reacción en cadena que produce una acumulación de priones en el cerebro. Los seres humanos pueden sufrir una enfermedad priónica no relacionada conocida como enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

No existe vacuna o tratamiento contra este mal, y sus síntomas pueden tardar hasta un año en aparecer.

También puede interesarte: Encuentran el ‘gen de una superbacteria’ en uno de los lugares más remotos de la Tierra.

La principal preocupación es para los cérvidos libres. Sin embargo, un estudio canadiense demostró el año pasado que macacos alimentados con carne infectada con la CWD desarrollaron la enfermedad.


Like it? Share with your friends!

531 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close