Algunos de los últimos datos de la misión Cassini revelan datos interesantes sobre el campo magnético de Saturno.

La misión Cassini de la NASA, realizó una serie hallazgos interesantes entre el planeta y su anillo más íntimo en septiembre de 2017 antes de finalizar su misión, quemándose en la atmósfera del planeta.

Un primer análisis de los datos del instrumento magnetómetro, construido y dirigido por físicos del Imperial College de Londres, muestran que el campo magnético del planeta tiene una inclinación de menos de 0.01.

Se pensó que los campos magnéticos alrededor de los planetas solo pueden formarse cuando hay una inclinación perceptible entre el eje de rotación del planeta y el eje del campo magnético. Esta es la situación en la Tierra, donde los polos magnéticos están desplazados de los polos geográficos.

Esta inclinación sostiene las corrientes en una capa de metal líquido en lo profundo de un planeta. En la Tierra, esta es una capa de hierro-níquel líquido alrededor del núcleo de hierro sólido, y en Saturno se cree que es una capa de hidrógeno metálico que rodea un pequeño núcleo rocoso.

Cuanto más medimos, más pequeño se vuelve…

La investigadora principal del magnetómetro, profesora Michele Dougherty, del Departamento de Física de Imperial, dijo: «Cada vez que medimos con mayor precisión la inclinación del campo magnético de Saturno, se hace más pequeño, hasta ahora estamos en una posición en la que es más pequeño que un centésima de grado. Esto contrasta con la inclinación del campo magnético de la Tierra de 11 grados».

«Es posible que la atmósfera turbulenta de gases espesos de Saturno esté ocultando algunos de los datos magnéticos, pero parece cada vez más probable que tengamos que repensar las formas en que los diferentes tipos de planetas pueden formar campos magnéticos».

Algunos de los hallazgos del muestreo directo de Cassini: Los compuestos orgánicos complejos caen de los anillos de Saturno; las partículas del anillo interior adquieren cargas eléctricas y viajan a lo largo de líneas de campo magnético; sistema de corriente eléctrica y cinturón de radiación recientemente revelados; y la medición de cerca de la inclinación del campo magnético de casi cero de Saturno. Créditos: NASA / JPL-Caltech

¿Una fuente secundaria de magnetismo?

Si bien la inclinación casi insignificante es un misterio sorprendente para los científicos, el equipo detectó algunas otras estructuras interesantes en el campo magnético cerca del planeta, que pueden contener más pistas.

Más cerca de Saturno, vieron señales que apuntan a una fuente secundaria de magnetismo para el planeta. Sobre la capa de hidrógeno líquido profundo que crea el campo magnético principal del planeta, sugieren que hay una capa más baja que produce muchos campos magnéticos mucho más pequeños y estables.

También parece haber una corriente eléctrica que fluye entre el anillo interior, el anillo D y el planeta. Los anillos cortan las líneas del campo magnético principal cuando se encuentran alrededor del ecuador del planeta, y pueden jugar un papel en la configuración de los campos magnéticos generados externamente desde el planeta.

El equipo está observando más de cerca estos fenómenos y modelando posibles estructuras para el interior de Saturno. También combinarán sus datos con los de otros instrumentos en Cassini. Por ejemplo, la combinación de los datos del magnetómetro con los datos de la gravedad podría permitirles calcular la masa, el tamaño y la densidad del núcleo del planeta.

Según los expertos, entender estos factores podrían ayudar en la búsqueda de exoplanetas y otros fenómenos astronómicos.

Los resultados se publicaron en Science.

 

Imagen de portada. La nave espacial Cassini de la NASA y Saturno. Crédito: NASA/JPL-Caltech

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here