Una bomba de la II Guerra Mundial explota luego de 75 años en un campo alemán


Vista aérea del cráter que ha provocado la explosión de una bomba de la Segunda Guerra Mundial en Ahlbach (Alemania). Crédito: Boris Roessler/DPA/AFP

El domingo pasado, los residentes de Ahlbach en el centro de Alemania se sorprendieron cuando se produjo una explosión que hizo temblar sus casas y dejó un cráter de 10 metros de diámetro y cuatro de profundidad en un campo de maíz.

Nadie resultó herido y, aunque la causa de dicha explosión fue desconocida al principio, la investigación posterior estableció que esa explosión la provocó una bomba de la Segunda Guerra Mundial a pesar de que la Policía germana no encontró ningún resto porque, cuando uno de esos artefactos detona, «generalmente no queda nada», informa el diario Bild.

De hecho, los expertos en despeje de explosivos han dicho desde entonces que la forma del agujero confirma «con casi absoluta certeza» que se produjo durante una detonación de bomba, específicamente, una detonación de bomba de 250 kilogramos (550 libras).

Se han encontrado varias otras bombas sin explotar en la vecindad en el pasado, un área cercana a un depósito ferroviario durante la campaña de bombardeos aliados en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial.

Según los funcionarios, es relativamente común que los detonadores se descompongan hasta el punto en que la bomba se dispara. Un portavoz de las autoridades locales estimó posible que esa bomba, que solo generó daños materiales, explotó con décadas de retraso porque tenía un detonador de ácido.

Bombardeos civiles

Durante la Segunda Guerra Mundial, tanto las fuerzas alemanas como las aliadas lanzaron bombardeos civiles a gran escala.

Las fuerzas aéreas estadounidenses y británicas bombardearon intensamente esa zona con el fin de dañar la moral y destruir puntos clave del transporte y la industria de la Alemania nazi; fueron responsables de arrojar 2,4 millones de toneladas (2,7 millones de toneladas) de bombas en Europa entre 1940 y 1945, la mitad de las cuales aterrizó en Alemania. Y se estima que, como resultado, murieron 410,000 civiles alemanes, con un total de 13,536 personas muriendo (en promedio) cada mes entre julio de 1944 y enero de 1945.

La detonación de la bomba en Ahlbach es solo la última bomba de la Segunda Guerra Mundial en los titulares. El mes pasado, se encontraron dos dispositivos sin explotar (uno en Kingston, cerca de la Isla de White) en el Reino Unido; otra en Frankfurt, Alemania, también fue encontrado a principios de este año. Mientras que en 2013, 20,000 personas tuvieron que ser evacuadas de la ciudad alemana de Dortmund debido a una recién descubierta bomba de 1,800 kilogramos (4,000 libras) sin explotar.

 


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *