Los Anunnaki y el recóndito Abzu, un abismo o «portal líquido» bajo Sumeria


604 shares
Créditos: Medium/Wikimedia Commons

Enki y otros Anunnaki habrían entrado a la Tierra a través del Abzu, una especie de portal cerca del río Éufrates.

El Abzu de los Anunnaki se ha descrito como un océano primordial subterráneo, bajo la Tierra y el inframundo (¿el vacío sideral?). Asimismo, todo cuerpo de agua dulce profundo nacería del Abzu y serviría como un punto espiritual de entrada para varios dioses Anunnaki. Se cree que en Sumeria hubo un «portal» hacia el Abzu, cerca del río Éufrates, por donde entraba el dios Enki a nuestro mundo.

Abzu (o Apsú) es una palabra compuesta: ab=océano y zu=conocer o profundo y aparece en el poema babilónico del Enuma Elish. También se piensa que podría ser la raíz de la palabra «abismo». Este mar subterráneo habría sido la morada de Enki desde tiempos remotos, antes de la creación de los sumerios. El Abzu También fue descrito como una deidad primigenia por los babilonios, quien inició la creación de los Anunnaki a partir de su relación con Tiamat, otra diosa acuífera.

Detalle del Sello de Adda: dioses Anunnaki con Enki al centro, la figura con corrientes de agua y peces. Crédito: Wikimedia commons.

Igualmente, se ha encontrado un vínculo con el Abismo o Pozo sin fondo mencionado en la Biblia, dibujado como unas místicas aguas subterráneas en libros como los Salmos (77:16) e Isaías (51:10). El Apocalipsis también habla de este abismo cerca del río Éufrates.

E-abzu y el portal de Enki en Eridú, cerca del río Éufrates

E-abzu fue un templo de la ciudad Eridú que se encontraba a las orillas de un pantano conectado al río Éufrates. La palabra significa Casa de las Aguas dulces, y fue el templo de Enki, el dios del agua dulce, de la creación, la sabiduría y la magia.

Este importante dios habría entrado a la Tierra por este punto de Sumeria y por eso es que se construyó el templo de E-abzu ahí. Este pantano de Eridú tendría propiedades místicas y habría sido el lugar del surgimiento de la vida. Hay que tener en cuenta que Eridú es considerada el hogar sumerio de los Anunnaki.

Representación del puerto de Eridú. Crédito: Wikimedia commons.

El templo también sirvió de centro de curación y un lugar para aconsejar a las personas. También se dice que Enki creó a varias criaturas extrañas ahí, desde gigantes hasta criaturas híbridas como sirenas que se sumergieron en el pantano.

Algo fascinante es que, en la Biblia, el Abismo (Abzu) es abierto o «desenllavado» con una llave. Por esto se piensa que este pozo subterráneo sería un lugar más etéreo o espiritual, no sería totalmente físico (aguas físicas no necesitarían llaves). La descripción del océano subterráneo sería una aproximación al carácter más sublime de este lugar espiritual (¿extradimensional?).

El Abismo del infierno, pintura de Sandro Botticelli, 1445. Crédito: Wikimedia commons.

Este punto de la mitología sumeria les otorga un aspecto vital y místico a las aguas subterráneas. Aunque, como había dicho, el Abzu podría ser una dimensión más espiritual de los Anunnaki, pero manifestada en parte con el agua dulce. La mitología del templo de E-abzu indica exactamente su propiedad de portal a otro mundo.

 

Referencias: BibliotecaPleyades / OpenEdition.org / Ancient.eu.

 

Una publicación de MysteryScience.net – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

604 shares
Erick Nielssen
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *