Las bacterias marinas convierten a los virus en armas biológicas


216 shares

Las bacterias y otros microbios se han adaptado a los virus que los infectan. Los virus no siempre matan a sus huéspedes microbianos, en muchos casos, desarrollan una relación de beneficio mutuo: el virus se establece dentro del microbio y, a cambio, otorga a su huésped inmunidad contra ataques de virus similares, Algunos incluso llegan a convertirse en armas biológicas, destruyendo a los enemigos cuando mueren.

Más recientemente, hemos aprendido que algunas bacterias hacen algo similar con los virus, reproducen las variedades a las que se han adaptado y luego las liberan a los rivales. La profesora Alison Buchan, de la Universidad de Tennessee, notó que cada bacteria marina tiene aproximadamente 100 virus.

Comprender esta relación es beneficiosa no solo para la investigación médica y las aplicaciones prácticas, sino también para la biología marina.

En la conferencia de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, Buchan presentó una charla sobre su investigación sobre una estrategia aún más sofisticada.

«Recientemente descubrimos que mientras están muriendo, los microbios pueden producir nuevos virus que luego atacan a su invasor original. Esta es una forma de resistencia que no habíamos observado antes», dijo Buchan en un comunicado.

Esta estrategia puede no salvar la bacteria individual, pero al igual que una abeja se sacrifica por el bien de la colmena, puede asegurar que la especie mantenga su lugar en el ecosistema.

¿Qué la llevó a esta investigación?

Buchan notó que muchos virus permanecen dentro de las bacterias bastante benignamente durante algún tiempo, antes de pasar a una etapa letal que libera copias del virus en el entorno circundante cuando el huésped muere. El desencadenante para cambiar las fases parece estar asociado con la bacteria que se encuentra bajo algún tipo de estrés.

Hay implicaciones obvias para estos hallazgos en la lucha contra la enfermedad. Los virus que matan las bacterias, conocidos como fagos, se han utilizado para tratamientos, principalmente en Europa del Este.

También puede interesarte: Encuentran el ‘gen de una superbacteria’ en uno de los lugares más remotos de la Tierra.

Además, estas relaciones pueden afectar la tasa de cambio climático.

«Los microbios marinos son los únicos responsables de llevar a cabo procesos que son esenciales para todos los ciclos biogeoquímicos de la Tierra, incluidos muchos que desempeñan un papel en el cambio climático», dijo Buchan.

El profesor Matthew Sullivan, de la Universidad Estatal de Ohio, descubrió que los virus son pegajosos y pueden acumular carbono marino, lo que hace que se hunda hasta el fondo del océano, donde no contribuye al calentamiento global. «Ya se habla de virus de ingeniería a gran escala», dijo Sullivan , para crear supervirus que aceleren el proceso.


Like it? Share with your friends!

216 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close