Hallan un insecto fosilizado y atrapado dentro de un ópalo


523 shares
Un precioso ópalo descubierto en la isla de Java en Indonesia contiene un insecto completo encerrado en su interior. Crédito: Brian Berger

El año pasado, el gemólogo Brian Berger se sintió atraído por un ópalo excepcionalmente hermoso en un mercado en la isla de Java en Indonesia.

Si bien los colores vibrantes de la gema llamaron la atención por primera vez, se dio cuenta rápidamente de que el ópalo también presentaba un insecto que, de alguna manera, había quedado atrapado dentro.

«Como se evidencia en las fotos, puedes ver lo que parece ser un completo insecto encerrado hermosamente dentro», escribió Berger en una publicación de blog de Entomology Today.

«Tras una inspección minuciosa, el insecto parece tener la boca abierta y está muy bien conservado, incluso con estructuras fibrosas que se extienden desde los apéndices».

Con toda probabilidad, este espécimen súper raro comenzó como un insecto que se inundó de resina de árbol. Durante milenios, sometidos a altas presiones y temperaturas debajo de capas de sedimento, la resina se convirtió en ámbar. Este proceso lleva millones de años y requiere numerosas circunstancias específicas, especialmente si la resina contiene material orgánico.

Mientras que los insectos encerrados en ámbar son bien conocidos y abundantes, esto fue seguido por un segundo proceso llamado opalización, que enriquece la piedra preciosa con un colorante iridiscente distintivo. Sorprendentemente, la estructura del insecto desconocido permanece intacta y claramente visible.

Crédito: @velvetboxsociety / Brian Berger/[email protected]

Los científicos no saben demasiado acerca de cómo se forman los ópalos, pero el proceso de opalización generalmente implica convertir la materia en un mineral de sílice combinando dióxido de silicio con agua. Puede ocurrir en madera, rocas, conchas e incluso en huesos de dinosaurios fosilizados.

Una combinación poco frecuente

Es increíblemente infrecuente que la formación de ámbar y la opalización se produzcan en el mismo trozo de resina de árbol antiguo. De hecho, se cree que este es uno de los pocos ejemplos conocidos de que esto haya sucedido. Para asegurarse de que la piedra no fuera falsa, Berger la envió para un examen en el Instituto Gemológico de América, quien verificó su procedencia y señaló que es la única que han examinado.

También puede interesarte: Esmeralda de más de un kilo es encontrada en África.

«No creo que en este momento esté en venta, pero estoy considerando ofrecerlo a un museo para exhibirlo, si alguno se interesa, ya que creo que compartir el descubrimiento con el mundo es probablemente la mejor ruta», dijo Brian.


Like it? Share with your friends!

523 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close