Hallan nueva especie de dinosaurio con espinas defensivas en el cuello


897 shares
Este dinosaurio vivió hace aproximadamente 140 millones de años. Crédito ilustración: Jorge A. González

Un dinosaurio herbívoro que se defendió de los depredadores con una fila de espinas que corrían por su espalda y vivió hace 140 millones de años, fue hallado en la Patagonia argentina.

La nueva especie descubierta, fue bautizada como Bajadasaurus pronuspinax, y según los expertos se parecía un poco a un pequeño Brontosaurio cruzado con un puercoespín.

Descubierta en la Patagonia argentina por investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad de Maimónides, en Buenos Aires, este nuevo hallazgo contiene el cráneo más completo de un dicraeosaurido.

Una réplica del Bajadasaurus pronuspinax, se apreció durante su presentación en Buenos Aires el 4 de febrero de 2019. Crédito: Juan Mabromata/AFP/ Getty

B. pronuspinax es una nueva especie perteneciente a la familia de saurópodos Dicraeosauridae – cuadrúpedos herbívoros – estrechamente relacionada con Diplodocidae, famosa por su gran tamaño y largos cuellos y colas. El Bajadasaurus vagó por la Tierra hace 140 millones de años, al comienzo del Cretácico Inferior, mucho antes de que los titanosaurios pisotearan esta parte del planeta.

El Bajadasaurus era una especie de una pequeña familia llamada Dicraeosauridae, todos los cuales tienen espinas similares en el cuello. Crédito: Scientific Reports/ Gallina.

Sin embargo, lo que lo hace realmente especial es su inusual espina en el cuello, que parece apuntar en la dirección equivocada. De las cinco especies conocidas de Dicraeosauridae, el Amargasaurus cazaui también tiene espinas en el cuello, pero son mucho más pequeñas y apuntan hacia atrás como un puercoespín. El B. pronuspinax tiene muchas más espinas y apuntan sobre su cabeza, algunas de ellas alcanzan una longitud de más de un metro.

«La funcionalidad de las largas espinas en la dicraeosauridae sigue siendo controvertido entre los paleontólogos. Con el descubrimiento de Bajadasaurus creemos que es posible arrojar luz sobre algunos temas», dijo Pablo Gallina, un investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Las espinas eran usadas para su defensa

Gallina y sus colegas argumentan que las espinas del Bajadasaurus se usaron para la defensa, ya que están hechas de hueso y cubiertas de queratina, como un cuerno de rinoceronte, que es mucho más resistente y menos propenso a fracturarse en el impacto que hueso.

«Creemos que las espinas largas y puntiagudas, extremadamente largas y delgadas, en el cuello y en la parte posterior del Bajadasaurus deberían servir para disuadir a los posibles depredadores. Sin embargo, pensamos que si solo fueran estructuras de huesos desnudos o cubiertas solo con piel, podrían haberse roto, o fracturado fácilmente con un golpe o cuando fuese atacado por otros animales», explicó Gallina. «Esto nos lleva a sugerir que estas espinas deberían haber sido protegidas por una vaina de queratina corneal similar a lo que ocurre en los cuernos de muchos mamíferos».

Mandíbula original de ‘Bajadasaurus pronuspinax’ (aproximadamente 30 cm de largo) mostrando sus dientes solo en la parte delantera. Crédito: CONICET.

Los paleontólogos también piensan que debido a que las cuencas de los ojos están cerca de la parte superior de la cabeza, permitiendo que los ojos vean alrededor y por encima de ellos, el Bajadasaurus pasó gran parte de su tiempo pastando el suelo, lo que también podría explicar la dirección de las espinas dorsales: dobladas hacia abajo, las espinas protegen la cabeza del dinosaurio y el cuello largo y vulnerable de ser roto o mordido. Sin embargo, como muchos apéndices en animales, también pueden tener otras funciones, como regular el calor y la selección sexual.

Todavía hay mucho que aprender sobre esta familia menos conocida de dinosaurios, a menudo a la sombra de sus parientes más famosos, pero este nuevo descubrimiento es un gran lugar para comenzar.

 
La investigación ha sido publicada en Scientific Reports.

 


Like it? Share with your friends!

897 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close