Esta especie de dinosaurio tenía un hueso en la cola en forma de corazón


83 shares
Los Titanosaurios fueron los indiscutibles gigantes del Cretácico. Crédito: Mark Wilton

Recientemente, ha sido dada a conocer una especie de titanosaurio con un hueso en la cola en forma de corazón, que está ayudando a los científicos a comprender cómo evolucionaron los ecosistemas en África continental hace 100 millones de años durante el período Cretácico.

Apodado Mnyamawamtuka moyowamkia, el saurópodo de cuello largo fue encontrado en los acantilados a lo largo del río Mtuka de Tanzania. Su nombre de trabalenguas proviene de la palabra kiswahili (swahili) que significa «bestia de Mtuka» y «corazón de la cola» dada su cola en forma de corazón.

Uno de fósiles más completos que se han encontrado

Este espécimen en particular está excepcionalmente bien conservado y es uno de los más completos, especialmente de África. Se conservaron restos parciales de todas las regiones principales del cuerpo, incluidas las costillas, partes de la columna vertebral, huesos de las extremidades y dientes.

Los titanosaurios fueron el grupo más abundante y extenso de dinosaurios saurópodos pesaban hasta 70 toneladas y hacen parte de los animales terrestres más grandes que hayan existido. Sus poblaciones alcanzaron su punto máximo en un momento en que todos los demás grupos de saurópodos habían desaparecido, pero su evolución es poco conocida debido a la falta de fósiles bien conservados y, de los que se han encontrado, la mayoría ha estado en América del Sur.

Esta especie de dinosaurio tenían una característica bastante única. Crédito: Gorscak y O’Connor

«Aunque los titanosaurios se convirtieron en uno de los grupos de dinosaurios más exitosos antes de la extinción masiva que limita la Era de los dinosaurios, su historia evolutiva primitiva sigue siendo oscura, y Mnyamawamtuka ayuda a contar esos comienzos, especialmente por su lado africano de la historia», dijo el autor principal de la investigación, Eric Gorscak en un comunicado.

«La gran cantidad de información del esqueleto indica que estaba relacionada de manera distante con otros titanosaurios africanos conocidos, excepto por algunas similitudes interesantes con otro dinosaurio, el Malawisaurus, que se encuentra justo al otro lado de la frontera entre Tanzania y Malawi».

Descubiertos por primera vez en 2004 en un alto acantilado sobre el lecho del río, los investigadores excavaron los restos en el transcurso de cuatro años. Es la tercera especie que se describe en el sudoeste de Tanzania y se describe como una «conexión de los puntos en cuatro dimensiones», lo que contribuye a nuestra comprensión de cómo eran los ecosistemas en África continental en ese momento, así como la forma en que se distribuían los titanosaurios en todo el mundo.

«Cada nuevo descubrimiento agrega un poco más de detalle a la imagen de cómo eran los ecosistemas en África continental durante el Cretácico, lo que nos permite reunir una visión más holística del cambio biótico en el pasado», dijo Gorscak.

El estudio fue publicado en PLOS One.

 


Like it? Share with your friends!

83 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *