Detectan un objeto en el borde de nuestro Sistema Solar


Representación artística del objeto descubierto. Crédito: Ko Arimatsu

Durante más de 70 años, los científicos han estado prediciendo la existencia de un cierto tipo de objetos en el Sistema Solar exterior. De tamaño pequeño, se cree que estos cuerpos potenciales constituyen un importante paso inicial en el proceso de formación de nuestro planeta.

Ahora, un equipo de investigadores del Observatorio Astronómico Nacional de Japón detectó un cuerpo rocoso de 1,3 kilómetros de ancho en el borde del Sistema Solar.

El objeto fue hallado en el cinturón de Kuiper, un disco circunestelar en el Sistema Solar exterior que contiene un grupo de pequeños cuerpos helados que se cree que son restos de los tiempos de la formación del Sistema Solar y preservan las condiciones prístinas del Sistema Solar primitivo, razón por la cual los astrónomos los estudian.

Su observación puede ayudar a saber más sobre la evolución de nuestro sistema estelar y conocer cómo las pequeñas nubes de polvo y hielo se convirtieron en los planetas que existen actualmente.

El hallazgo

Los científicos usaron la técnica conocida como «ocultación estelar», porque los objetos del cinturón de Kuiper son demasiado pequeños como para ser detectados directamente. El equipo, dirigido por el astrónomo Ko Arimatsu, colocó dos pequeños telescopios de bajo costo en la isla de Miyako, en Okinawa, y observó aproximadamente 2.000 estrellas durante un total de 60 horas.

El trabajo dio sus frutos: el equipo encontró evidencia de un cuerpo diminuto llamado planetesimal que orbita alrededor del Sol a una distancia de 32 unidades astronómicas (UA). Esto realmente lo coloca dentro del rango orbital de Plutón, que está entre 29 y 49 UA.

El objeto pequeño tiene un radio de 1.3 km, y fue descubierto usando el método con el cual buscan exoplanetas. Crédito: Ko Arimatsu

Esta es la primera vez que se detecta uno de estos planetesimales, dijeron los investigadores, y es una hazaña maravillosa, considerando las distancias involucradas y las herramientas utilizadas».

Los investigadores afirman que este es el primer objeto observado de este tipo y aseguran que este hallazgo indica que hay más objetos de tamaños parecidos en el cinturón de Kuiper de lo que se pensaba.

También puede interesarte: La roca más antigua de la Tierra fue encontrada en la Luna.

Debido a que están protegidos por el hielo y lejos de la radiación solar, se cree que estos cuerpos son cápsulas del tiempo, que preservan las condiciones de la formación del Sistema Solar. Y se cree que esos objetos entre 1 y 10 kilómetros son evidencia del punto entre la agregación electrostática inicial de polvo y el crecimiento gravitatorio en forma de bola de nieve.

La investigación del equipo ha sido publicada en la revista Nature Astronomy.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close