Descubren una nueva clase de agujero negro que sería el más pequeño hallado hasta el momento


Descubren una nueva clase de agujero negro que sería el más pequeño hallado hasta el momento
Ilustración de un agujero negro en la Vía Láctea. Crédito: NRAO / AUI / NSF; D. Berry / Skyworks

Un equipo de astrónomos asegura haber encontrado un nuevo tipo de agujero negro, el más pequeño jamás detectado en el espacio exterior.

 

EL CONTENIDO DE ESTE ARTÍCULO HA SIDO PLAGIADO POR MAESTROVIEJO.ES, SALGA INMEDIATAMENTE DE ESTA WEB. PUEDE LEER EL ARTÍCULO ORIGINAL EN Mystery Science . net

El trabajo, liderado por científicos de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos) afirma que el descubrimiento abre una forma totalmente nueva para buscar estos objetos espaciales tan masivos que ni la luz puede escapar de ellos.

El agujero negro se encuentra en un sistema binario llamado J05215658 a unos 10,000 años luz de distancia en el borde exterior del disco de la Vía Láctea. Es más pequeño que un agujero negro estelar, pero más grande que una estrella de neutrones.

Aunque se requiere más investigación para confirmar su pequeña masa, es posible que este objeto sea parte de una misteriosa clase de pequeños agujeros negros que previamente han escapado a la detección. Esto se debe principalmente a que nadie ha descubierto cómo buscarlos.

«Estamos mostrando una pista que indica que hay otra población ahí fuera que aún está por investigar en nuestra búsqueda de agujeros negros», dijo Todd Thompson, autor principal del estudio y profesor de astronomía en la Universidad Estatal de Ohio.

Hasta ahora, los científicos han identificado tres tipos de agujeros negros: agujeros negros estelares extremadamente densos y pequeños, agujeros negros intermedios de tamaño mediano y agujeros negros supermasivos, que pueden ser miles de millones de veces más masivos que el Sol y se cree que son una amalgamación de muchos agujeros negros más pequeños.

Cómo lo descubrieron

Los investigadores estaban creando un censo de agujeros negros cuando hicieron el descubrimiento. El hallazgo fue posible gracias a una nueva técnica de combinación de múltiples conjuntos de datos.

agujero negro pequeño
Impresión artística de un pequeño agujero negro cerca de una estrella gigante roja. Crédito: Jason Shults / Universidad Estatal de Ohio

Thompson y su equipo comenzaron a analizar los datos del Experimento de Evolución Galáctica del Observatorio de Apache Point (APOGEE) para ver si podían encontrar signos de los agujeros negros súper pequeños. Estudiaron miles de imágenes de más de 200 sistemas estelares binarios, en los que una estrella orbita el remanente de una estrella compañera muerta, ya sea un agujero negro o una estrella de neutrones.

Finalmente, vieron algo extraño: una estrella roja gigante que parecía estar orbitando algo. Por lo que ese objeto resultó ser un misterio, según sus cálculos, tenía que ser más pequeño que cualquier agujero negro observable que se encuentre actualmente en la Vía Láctea, pero más grande y más masivo que una estrella de neutrones, un tipo de agujero negro de «Ricitos de Oro».

Los científicos compararon sus resultados con los datos del satélite Gaia y el espectrógrafo Echelle Reflector Tillinghast, en el Observatorio Fred L. Whipple en el monte de Arizona, y se dieron cuenta de que, de hecho, pudieron haber descubierto un nuevo tipo de pequeño agujero negro. Según especulan los científicos, el agujero hallado tiene una masa aproximadamente 3,3 veces mayor que la del Sol, un número insignificante en comparación con otros encontrados en el universo.

«Lo que hemos hecho aquí -concluye Thompson- es encontrar una nueva forma de buscar agujeros negros, pero también hemos identificado uno de una nueva clase de agujeros negros de baja masa que los astrónomos no conocían con anterioridad».

La mayoría de los agujeros negros observables son de cinco a 15 veces más grandes que el Sol, pero esos objetos no son una muestra objetiva de todos los agujeros negros que acechan en el universo. Los agujeros negros de este tamaño son simplemente más fáciles de detectar. Cuando orbitan de cerca a las estrellas en sistemas binarios, los agujeros extraen material de sus compañeros. Este proceso de acreción emite radiaciones luminosas de rayos X que son observables por los telescopios.

El descubrimiento podría redefinir la forma en que vemos el ciclo de vida de una estrella.

«Si pudiéramos revelar una nueva población de agujeros negros, nos diría más sobre qué estrellas explotan, cuáles no, cuáles forman agujeros negros, cuáles forman estrellas de neutrones», dijo Thompson. «Abre una nueva área de estudio».

La investigación ha sido publicada en la revista Science.

 

Referencias: ABC, Phys.org 

 

 

EL CONTENIDO DE ESTE ARTÍCULO HA SIDO PLAGIADO POR MAESTROVIEJO.ES, SALGA INMEDIATAMENTE DE ESTA WEB. PUEDE LEER EL ARTÍCULO ORIGINAL EN Mystery Science . net

Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close