Alta probabilidad de que el fenómeno El Niño ocurra a comienzos del 2019, dice la ONU


1 comment, 51 shares
Alta probabilidad de que el fenómeno El Niño ocurra a comienzos del 2019, dice la ONU

Los científicos han advertido que existe una gran posibilidad de que se forme un evento climático de El Niño en los próximos meses, lo que puede alterar el clima y provocar problemas en todo el mundo.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de las Naciones Unidas, hay un 75 a 80 por ciento de posibilidades de que El Niño se desarrolle entre diciembre y febrero de 2019. Aunque no se espera que sea tan fuerte como el evento de 2016, todavía tendrá «una gran influencia en el clima y los patrones climáticos».

Las predicciones indican que causará que las temperaturas de la superficie del mar aumenten en alrededor de 0,8 a 1,2 °C por encima del promedio. Existe una baja probabilidad de un evento fuerte, donde las temperaturas podrían aumentar en al menos 1,5 °C por encima del promedio.

«Aun así, todavía puede afectar significativamente los patrones de lluvia y temperatura en muchas regiones, con importantes consecuencias para los sectores de la agricultura y la seguridad alimentaria, y para la gestión de los recursos hídricos y la salud pública, y puede combinarse con el cambio climático a largo plazo para impulsar 2019 las temperaturas globales».

El evento es notoriamente difícil de predecir, pero la OMM dijo que los avances en la comprensión y el modelado de El Niño/Oscilación del Sur (ENOS), -para darle su nombre completo-, habían mejorado su capacidad de predecir cuándo se llevaría a cabo. También señalaron que había un 60 por ciento de posibilidades de que pudiera continuar hasta abril de 2019.

Predicción del fenómeno El NIño para los primeros meses de 2019. Crédito: Organización Meteorológica Mundial

¿Qué es el Fenómeno El Niño?

El Niño es un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas de la superficie del océano en el Pacífico ecuatorial, asociada a cambios en la circulación de la atmósfera suprayacente.

Este fenómeno ejerce una gran influencia en las condiciones meteorológicas y climáticas de numerosas partes del mundo. Puede llevar a condiciones de alerta y sequía en el hemisferio sur, incluso en Australia, Indonesia y Filipinas. En el hemisferio norte, esto puede conducir a condiciones más secas en África y Brasil, y condiciones más húmedas en lugares como los Estados Unidos, América del Sur y el sur de Asia.

Además de un cambio en las temperaturas en todo el mundo, también puede provocar un aumento de las tormentas y la sequía en ciertos lugares. En particular, a menudo se dice que los países en desarrollo que bordean el Océano Pacífico están en mayor riesgo.

 

«Es importante enfatizar que estos son efectos típicos, no pronósticos específicos, y que las condiciones reales varían según la intensidad y el momento del evento de El Niño», señaló la OMM. «Otros factores también pueden tener una influencia importante en el clima estacional».

Por ejemplo, existe evidencia de que el cambio climático está exacerbando los fenómenos meteorológicos extremos y también los hace más propensos a ocurrir.

Puedes descargar el informe El Niño/La Niña de la OMM aquí.


Like it? Share with your friends!

1 comment, 51 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *