Los antiguos secretos de la Flor de la Vida

0
9772
Diversos aspectos del medio natural, cósmico y biológico tienen patrones geométricos donde se supone, está oculta la Flor de la vida, éste símbolo ha tenido un significado importante para muchas culturas a lo largo de la historia.

La geometría sagrada se puede describir como un sistema de creencias con un gran valor religioso o cultural de muchas de las formas fundamentales del espacio y tiempo. De acuerdo con este sistema de creencias, los patrones básicos de la existencia son percibidos como algo sagrado, ya que al contemplar uno, se está contemplando el origen de todas las cosas. Mediante el estudio de la naturaleza de estas formas y su relación entre sí, se puede tratar de obtener una perspectiva de las leyes científicas, filosóficas, psicológicas, estéticas y místicas del universo.

La Flor de la Vida es el nombre de una figura geométrica compuesta por siete o más círculos superpuestos espaciados uniformemente. Esta cifra, que se utiliza como motivo decorativo desde la antigüedad, forma un patrón como una flor con la estructura simétrica de un hexágono. Es considerada como un símbolo de la geometría sagrada, se dice que contiene un antiguo valor religioso.

Ha sido llamada Flor, no solo porque parece una flor, sino porque representa el ciclo del árbol frutal. Un árbol frutal contiene una pequeña flor, la que pasa por una metamorfosis y se vuelve una fruta. La fruta contiene en ella misma una semilla, que cae a la tierra y crece como otro árbol. Entonces hay un ciclo de árbol a flor, a fruto, a semilla, y de regreso a árbol de nuevo, en esos cinco pasos.

La forma perfecta, la proporción y la armonía de la flor de la vida ha sido conocida por los filósofos, arquitectos y artistas de todo el mundo. Figuras tan prominentes como Leonardo da Vinci se dice que han atribuido importancia a la flor de la vida y tres símbolos similares, llamado el “Huevo de la Vida”, el “Fruto de la Vida”, la “semilla de la vida”.

El “huevo de la vida” se dice que forman la base para la música ya que las distancias entre las esferas es idéntica a las distancias entre los tonos y los medios tonos de la música. También es idéntica a la estructura celular de la tercera división embrionaria (La primera célula se divide en dos células, luego a cuatro células luego a ocho). Así, esta misma estructura que se desarrolla más, crea el cuerpo humano y todos los sistemas de energía.

Izquierda: Célula embrionaria. Derecha: Estudio atribuido a Leonardo DaVinci relacionado a la Flor de la Vida.

Una característica interesante de la flor de la vida es que la evidencia de su importancia se puede encontrar en casi todas las culturas importantes alrededor del mundo. Los ejemplos más antiguos se encuentran confinados a la antigüedad mediterránea y mesopotámica. Esto puede verse en algunas piezas de arte fenicio de los siglos IX a VII a.C. y en el pavimento de un umbral procedente del palacio de Asurbanipal en Nínive (Asiria), que data de alrededor del 645 a. C.

Otro ejemplo antiguo es el presente en el templo de Osiris en Abydos, Egipto. La mayoría de los arqueólogos sostienen que tiene al menos 6.000 años de antigüedad, aunque algunos han argumentado que data del sigo II d.C. La característica más peculiar de la Flor de la Vida en Abydos es que parece que no fue tallada en el granito, sino que puede haber sido quemada en el granito o de alguna manera dibuja en él con una precisión increíble. Se cree que representan posiblemente el Ojo de Ra, un símbolo de la autoridad del faraón.

También se puede ver en los templos dentro de la Ciudad Prohibida de China, en las antiguas sinagogas en Israel, en los templos budistas de la India y Japón, en la ciudad de Éfeso en Turquía, tallada en la roca en Asiria, en el arte italiano desde el siglo XIII y en Córdoba, en ‘La Mezquita’ en España. En muchos de esos lugares tiene el mismo nombre, la Flor de la Vida.

León guardián de la ciudad prohibida. Beijing, China.

La flor de la vida en la religión

La flor de la vida y de la semilla de la vida se pueden encontrar en todas las grandes religiones del mundo. Ellos están unidos por los autores de la Nueva Era con el profeta bíblico Enoc, el Arcángel Metatrón, los seis días de la creación, el símbolo religioso de la Vesica Piscis, y los anillos de Borromeo.

La Cábala, que históricamente ha sido estudiada por los seguidores del judaísmo, también tiene una referencia simbólica a la Flor de la Vida. El símbolo del árbol de la vida, que se puede derivar a partir del diseño de la flor de la vida, se estudia como parte de las enseñanzas de la Cábala. Además, el símbolo del cubo de Metatron, que se encuentra mediante la conexión de los centros de cada círculo en el Fruto de la Vida, es visto en las primeras escrituras cabalistas.

Cubo de Metatrón

En el pensamiento de la Nueva Era, la Flor de la Vida ha sido considerada con un profundo significado espiritual y formas de iluminación para los que han estudiado la geometría sagrada. Hay grupos de personas en todo el mundo del que se derivan determinadas creencias y formas de meditación basados ​​en (al menos parcialmente) la flor de la vida.

Todas las formas de vida emergen desde patrones geométricos o códigos atemporales que se supone están ocultos en la Flor de la Vida. Varios aspectos en el medio natural imitan el patrón de la Flor de la Vida, como el panal de miel, copos de nieve, etc. Desde el gran cosmos, las galaxias y las estrellas, cadenas de ADN, pétalos de flores, piñas, ramas de árboles, cáscaras de nautilus, cristales del diamante o las partículas vivas más minúsculas, e incluso los famosos ‘crop circle’ tienen esta forma, todos se basan en los mismos principios de la geometría sagrada.

La comprensión de la flor de la vida, sin duda nos ayuda a entender cómo funciona el Universo. Puede ser utilizado como una herramienta para la conexión durante la meditación, y también como un poderoso símbolo para referirse en su vida diaria. Algunas personas incluso dicen que tener el símbolo en sus dispositivos electrónicos pueden ayudar a disminuir las frecuencias nocivas que emiten estos dispositivos electrónicos. En general, es un maravilloso recordatorio de que todos estamos conectados, entre sí y a cada cosa en el Universo.

¿Te gustó este artículo? ¡Dale a compartir!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here