Nave de la NASA sobrevolará el objeto más lejano jamás estudiado


1 comment, 31 shares
New Horizons continúa viajando a través del espacio a 51,500 kilómetros por hora, recorriendo casi un millón de millas por día. Crédito: NASA / JHUAPL / SwRI / Alex Parker

Los científicos de la NASA están a punto de hacer historia sobrevolando un misterioso objeto cósmico del tamaño de una montaña, a 1,000 millones de millas, más allá de la órbita de Plutón.

Si el sobrevuelo se realiza según lo planeado, será el objeto más distante en el espacio que la humanidad haya tratado de visitar.

La nave espacial New Horizons, de propulsión nuclear de la NASA, intentará la maniobra el Día de Año Nuevo. El objeto al que se aproxima la sonda se llama Ultima Thule o 2014 MU 69, como se conoce formalmente.

La NASA no sabía que Ultima Thule existía cuando New Horizons se lanzó hacia Plutón en 2006. No había siquiera una forma confiable de detectarlo hasta que los astronautas volaron al Telescopio Espacial Hubble en mayo de 2009 y enchufaron una cámara mejorada.

El Hubble fotografió por última vez a Ultima Thule en junio de 2014, aproximadamente un año antes de que New Horizons sobrepasara Plutón.  Ahora, a 4 mil millones de millas de la Tierra, New Horizons tiene el objeto a la vista.

La profunda incertidumbre acerca de Ultima Thule hace que a los investigadores de la ciencia planetaria les guste, y estén intrigados y entusiasmados con el sobrevuelo.

¿Dónde está y qué es Ultima Thule?

New Horizons está navegando a través de una zona llamada Cinturón de Kuiper, una región donde la luz solar es tan débil como la luz de la Luna llena. A esa distancia, las sobras congeladas de la formación del sistema solar, los Objetos del Cinturón de Kuiper o KBOs, acechan en grandes cantidades (incluido Plutón).

Una ilustración de los Objetos del cinturón de Kuiper (puntos) con la trayectoria de vuelo de New Horizons (amarillo), Plutón y Ultima Thule / 2014 MU69. NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker

Ultima Thule es uno de estos remanentes prístinos. Presumiblemente, ha permanecido en su órbita helada y distante durante miles de millones de años, y no es un planeta que se haya deformado bajo su propia masa y haya borrado su historia temprana. Esto significa que estudiarlo puede ayudar a revelar cómo evolucionó el sistema solar para formar planetas como la Tierra.

New Horizons cuenta con una cámara a bordo que está actualmente enfocada en Ultima Thule, para que los científicos puedan tener una mejor idea de su forma y formación, ya sea un objeto o varios.

Por el momento, New Horizons continúa viajando a través del espacio a 51.500 kilómetros por hora, recorriendo casi un millón de millas por día. Los científicos de la NASA están esperando ansiosamente las primeras imágenes.

También puede interesarte: Descubren que el agua se destruye y luego renace en estos planetas.

«Lo último que conocemos es que no es lo suficientemente grande como para tener un motor geológico como un planeta, y algo que el Sol nunca ha calentado mucho», dijo el científico Alan Stern. «Es como una cápsula del tiempo de hace 4.500 millones de años. Eso es lo que lo hace tan especial».

El sobrevuelo será el equivalente astronómico de una excavación arqueológica en Egipto.

«Es como la primera vez que alguien abrió la tumba de un faraón y entró, y uno ve cómo era la cultura hace 1.000 años». «Excepto que esto es explorar los albores del sistema solar», añadió Stern.


Like it? Share with your friends!

1 comment, 31 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *