Científicos captan una gran cantidad de señales extraterrestres


70 shares
Científicos captan una gran cantidad de ráfagas de radio rápidas desde el espacio

Las ráfagas de radio rápidas o «fast radio bursts» (FRB, por sus siglas en inglés) son emisiones poderosas, breves y únicas de ondas de radio que llegan a la Tierra desde una fuente misteriosa. Debido a que son tan fugaces, son difíciles de detectar y estudiar directamente. Ahora, nuevas observaciones casi han duplicado el número de ráfagas conocidas.

Algunos han sugerido que las FRB, están siendo emitidas por una inteligencia extraterrestre. Otros han sugerido que causas menos inteligentes pero igualmente espectaculares, como agujeros negros o estrellas densas se estrellan entre sí.

Nuevas detecciones

Investigadores australianos han anunciado que mediante el radiotelescopio CSIRO captaron una gran cantidad de estas señales misteriosas.

No se conocieron ni tres docenas de FRB el año pasado, pero la nueva detección, agrega 20 eventos más a la lista, incluido el FRB más cercano y el más energético jamás detectado. Ninguno de los estallidos se repitió, a diferencia del notorio FRB 121102, cuya naturaleza única permitió a los investigadores encontrar su origen.

Este nuevo trabajo tiene una ventaja sobre observaciones anteriores. Se realizó en un solo observatorio, por lo que las detecciones fueron mucho más fáciles de comparar entre sí. El equipo pudo entender relaciones más sutiles en juego en las emisiones y confirmó que estos eventos claramente vienen de muy, muy lejos.

Impresión artística que muestra una de las antenas de radio telescopios ASKAP de CSIRO observando una ráfaga de radio rápida (FRB).
Impresión artística que muestra una de las antenas de radio telescopios ASKAP de CSIRO observando una ráfaga de radio rápida (FRB). Crédito: OzGrav, Swinburne University of Technology.

«Hemos encontrado 20 descargas rápidas de radio en un año, casi el doble del número detectado en todo el mundo desde que se descubrieron en 2007», dijo el autor principal, el Dr. Ryan Shannon, de la Universidad de Tecnología de Swinburne y el Centro de Excelencia OzGrav ARC, en un comunicado. «Al utilizar la nueva tecnología de Australia Square Kilometer Array Pathfinder (ASKAP), también hemos demostrado que las ráfagas de radio rápidas provienen del otro lado del Universo y no de nuestro propio vecindario galáctico».

Los investigadores podrían estimar un posible origen de estas señales

La luz de las FRB viaja a través del universo e interactúa con nubes de gas dispersas alrededor del espacio intergaláctico. Los investigadores demostraron que las diferentes longitudes de onda de la luz se desaceleran en diferentes cantidades. Al cronometrar la llegada, pueden calcular cuánta materia hay entre nosotros y la fuente, o estimar un posible origen para el FRB.

Este enfoque no es extremadamente preciso todavía, pero da una buena idea general. De esta manera, se estimó que el más cercano se originó a aproximadamente 425 millones de años luz de distancia, aunque en función de dónde está el cielo, la fuente más probable es en realidad a 685 millones de años luz de distancia. Esta es ciertamente una gran diferencia, y el equipo ahora espera mejorar significativamente la ubicación de la fuente.

 

«Podremos localizar las ráfagas a más de una milésima de grado», agregó el Dr. Shannon. «Eso es aproximadamente el ancho de un cabello humano visto a diez metros de distancia, y lo suficientemente bueno como para atar cada ráfaga a una galaxia en particular».

Ahora, los científicos esperan poder descubrir más y señalar su fuente con mayor precisión. Si lo hacen, podrían vincularlos a una galaxia en particular y, al hacerlo, comprender más sobre su procedencia.

También esperan poder detectar aún más de ellos. Si se puede ver lo suficiente, podrían convertirse en una forma útil de entender el universo primitivo, ya que las explosiones se enviaron cuando era mucho más joven de lo que es hoy.

La investigación está publicada en Nature.


Like it? Share with your friends!

70 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *