Arqueólogo descifra la enigmática alineación de la Gran Pirámide de Guiza


113 shares
Crédito: soupysquirrel/Pixabay

Los constructores del antiguo Egipto podrían haber utilizado sombras proyectadas durante el equinoccio para alinear la Gran Pirámide de Guiza, de 4.500 años de antigüedad, con los puntos cardinales, norte-sur-este-oeste, según una investigación realizada por el arqueólogo Glen Dash.

Esta nueva teoría podría revelar, finalmente, cómo los egipcios alinearon los muros de las pirámides con extrema precisión.

Según el estudio, los antiguos egipcios crearon puntos de referencia a partir de la posición del sol durante el equinoccio de otoño, que ocurre entre los solsticios de verano e invierno, cuando el día y la noche tienen una duración casi igual.

Usando una varilla de madera conocida como gnomon, los egipcios habrían seguido el camino del sol a lo largo del día para trazar líneas perfectas de este a oeste, según Dash, que realizó su propio experimento utilizando el mismo método.

«Los constructores de la Gran Pirámide de Jufu (también conocida como pirámide de Guiza) alinearon el gran monumento con los puntos cardinales con una precisión de más de cuatro minutos de arco o la quinceava parte de un grado», señaló el arqueólogo.

La prueba

El arqueólogo, realizó una prueba en Pomfret, Connecticut, el 22 de septiembre de 2016 (el día del equinoccio de otoño), Dash colocó un gnomon en una plataforma de madera y marcó la ubicación de la sombra de la vara a lo largo del día. Según él, la técnica debió funcionar de igual manera en Giza.

El día del equinoccio de otoño, el topógrafo colocó una vara en el suelo y siguió su sombra a lo largo del día. El resultado fue una línea que corre casi perfectamente de este a oeste. Crédito: Wilma Wetterstrom

Los egipcios solo necesitaban un «día claro y soleado»

Además, las otras pirámides de Egipto, incluida la de Kefrén y la Pirámide Roja comparten el mismo grado de precisión en su alineación con los puntos cardinales. «Las tres pirámides presentan el mismo tipo de error, se giran ligeramente hacia la izquierda desde los puntos cardinales», explicó el arqueólogo.

Vista aérea de las Pirámides de Egipto. Crédito: Dario Morandotti/Unsplash

Esta técnica solo funciona en el equinoccio de otoño, debido a la inclinación específica de la Tierra ese día. Los egipcios podrían haber calculado el día del equinoccio de otoño contando 91 días después del solsticio de verano.

Según Dash, todo lo que los ingenieros de la pirámide habrían necesitado era «un día claro y soleado, como la mayoría de los días en Guiza», para trazar las paredes del monumento.

Sin embargo, el arqueólogo admitió que los egipcios podrían haber usado otros métodos relacionados con la posición del sol o de las estrellas para alinear las pirámides, ya que hasta el momento no han sido encontrados documentos que confirmen algún método concreto.

«Los antiguos egipcios no dejaron registros sobrevivientes que digan qué métodos utilizaron», añadió.

Crédito: janrye/Pixabay

Hace unos 4.500 años, el faraón egipcio Khufu hizo construir la Gran Pirámide de Guiza; es la más grande de las tres pirámides, ahora de aproximadamente 455 pies (138 metros) de altura, en la meseta de Guiza y fue considerada una «maravilla del mundo» por los escritores antiguos.

También puede interesarte: Pirámide de Guiza concentra energía electromagnética a través de sus cámaras.

El estudio fue publicado en The Journal of Ancient Egyptian Architecture.


Like it? Share with your friends!

113 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *