Un terremoto de magnitud 7.0 sacudió la costa de la isla indonesia de Lombok, cerca de la aldea de Loloan el domingo (5 de agosto). Al menos 91 personas murieron a causa del terremoto, y el sismo se sintió hasta la isla de Bali. Los daños en el norte de Lombok fueron «masivos», dijo en una conferencia de prensa, Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres en la zona, que también informó que el daño incluyó puentes colapsados, apagones y carreteras bloqueadas debido a los escombros.

Aproximadamente 7.000 turistas han sido evacuados del popular archipiélago de las islas Air, Meno y Trawangan, frente al litoral del noroeste de Lombok, cerca del epicentro del fuerte terremoto que azotó la región.

El Servicio Geológico de Estados Unidos cronometró el sismo con una magnitud de 6.9, apenas por debajo de la magnitud registrada por las autoridades indonesias. Justo unos días antes, el 29 de julio, otro terremoto mortal, de magnitud de 6.4, golpeó la misma área. Ese sismo mató al menos a 16 personas e hirió a más de 300.

Ambos terremotos ocurrieron a lo largo de fallas en un área donde las placas tectónicas están colisionando. «En esta zona, hay subducción, por lo que la placa australiana se está moviendo debajo de la placa de Sunda, y la placa australiana se está moviendo hacia el norte por debajo de la placa de Sunda, informó Paul Caruso, un geofísico del USGS (Servicio Geológico de Estados Unidos).

Las numerosas islas que componen Indonesia no son nuevas a los peligros de la madre naturaleza. Esto se debe a que la región se encuentra justo a lo largo del llamado Cinturón o Anillo de fuego, una línea imaginaria en forma de herradura que sigue el borde del Océano Pacífico y marca puntos donde varias placas tectónicas colisionan. Estas zonas de subducción, donde una de las placas se sumergen una debajo de la otra durante las colisiones, ocurren fuera de la costa de Washington, Canadá, Alaska, Rusia, Japón e Indonesia.

Anillo o Cinturón de fuego del Pacífico. Créditos: Wikimedia Commons

«Tuvimos muchos temblores realmente grandes en esa área», dijo Caruso, refiriéndose a la región de Indonesia. Por ejemplo, un terremoto de magnitud 7.7 y un tsunami relacionado golpearon la isla cercana de Java el 17 de julio de 2006, y el 2 de junio de 1994, un terremoto de magnitud 7.8 y un tsunami relacionado golpearon la zona, según el USGS.

Se informó que una advertencia de tsunami de corta duración se emitió durante un tiempo el domingo cuando ocurrió el terremoto, pero solo se registraron pequeñas olas alrededor de Lombok, y posteriormente fue descartado.

Según Caruso, a pesar de que el terremoto de Lombok ocurrió en tierra, golpeó a lo largo de la costa, donde los deslizamientos de tierra posteriores en el mar podrían desencadenar tsunamis.

Caruso dijo que espera más réplicas del terremoto, aunque esos choques serán de menor intensidad que el terremoto principal.

Créditos imagen: Adi Weda/EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here